Vicky Larraz: "Bailey aprende muy rápido los trucos que le enseña mi hija"

Vicky Larraz nació en Madrid el 26 de agosto de 1962. Cantante y presentadora de televisión, saltó a la fama en 1983 como vocalista del grupo musical Olé Olé. El conjunto, se inicia con el single No controles. En 1985, Vicky abandona el grupo para iniciar su carrera en solitario. Ha compaginado la música con diferentes programas de televisión, debutando como presentadora en Tocata en TVE en 1986, Años más tarde, y en 1991, se pone al frente como presentadora de De carne y hueso. Este trabajo le llevó a dar el salto a Telemundo, donde desde Miami entrevistaría a Meryl Streep… También ha participado en Tu cara me suena de Antena3, y en Supervivientes de Telecinco. Su última apuesta profesional, la banda llamada Ole’star.

Hoy Corazón Es rubio y abulense como yo. Tenía dos meses cuando la suerte llamó a su puerta. ¿Qué ocurrió en aquel frío invierno Vicky?

Vicky Larraz Un día recibimos una llamada desde Ávila. Había caído una nevada tremenda y estaban a seis grados bajo cero, nos dijeron que a este pequeño le habían abandonado y lo iban a llevar a una protectora. En mi familia siempre hemos tenido perros de acogida y decidimos traerlo a casa hasta que encontrásemos una familia para él. Pero cuando lo vieron mis hijas (Olivia y Sofía) se enamoraron del pequeño y como soy partidaria de dar responsabilidades porque mi madre hizo lo mismo conmigo, nos pareció que sería bueno para ellas y para Bailey.

H.C. Y por suerte lo ha conseguido, porque una cosa es lo que quieren los padres y otra lo que hacen los hijos.

V.L. Sí. Llegamos a un acuerdo y ellas son las que le pasean, le dan de comer, duerme con ellas… Cuando se van a Miami, la que lo atiende soy yo.

H.C. Bailey es una mezcla de podenco y un can con mucha marcha. He visto fotos en Instagram y no para de corretear por la playa aunque también sabe posar. ¿Qué otras cualidades tiene?

V.L. Es lógico, tiene tres años, buen porte, extremadamente inteligente y muy nervioso. Es muy sociable y tiene grandes amigos en el parque. Es curioso porque la mayoría son mastines y a él le encanta que sean grandotes. Además aprende muy rápido los trucos que le enseña mi hija Sofía. Por ejemplo: si simulas que le disparas, se hace el muerto.

H.C. Es todo un artista. Su nombre también es muy cinematográfico.

V.L. Lo elegimos por una película que se titula Mi mejor amigo y el protagonista es un perro. Recomiendo que la vean porque es preciosa.

H.C. Es una persona concienciada, rescata y adopta a perros. ¿Qué consejos daría a los padres que regalan mascotas en Navidades a sus hijos y pasados unos meses les abandonan?

V.L. Hay que enseñarles a ser responsables. Los animales no son muñecos, son seres vivos y hay que cuidarles con los mismos mimos que cuidas a un amigo. Hay que enseñarles que los animales, en particular los perros, lo único que dan es amor incondicional. Cuando les dije a mis hijas vamos a adoptar a Bailey, fue un voto de confianza, sabiendo que iban a valorar su vida y a cuidarle como un tesoro.

H.C. Hábleme de la banda Ole’star, y del tema Tal vez será en el que colabora Mägo de Oz.

V.L. El tema es original de Ole’star y está compuesto por Pedro Vela (guitarra) y José del Pino (bajo y batería). Ellos son muy amigos de Mägo de Oz y era una apuesta maravillosa porque nos encantan los retos y las fusiones. (Lo podéis escuchar de Youtube: https://youtu.be/spnj3st1H8M). Es una canción con mucha fuerza y un resultado excepcional

H.C. Compuso para Supervivientes su banda sonora: A fuego lento y Seré luz. Del programa ha salido el dueto de Ole’star, con su compañero Antonio Pavón. ¿Cómo ha sido la experiencia?

V.L. ‘Gracias por pensar en mí, (A Vía láctea)’, es una canción muy optimista. Conocí a Antonio Pavón en Supervivientes y fue un remanso de paz en una situación tan difícil como fue vivir en la isla. Estamos muy satisfechos con el resultado porque tiene un mensaje muy esperanzador. Dice: “cuando todo está perdido siempre hay una salida”. Nuestro colectivo está muy frustrado porque ofrecemos mucho: cultura y dinero. Y si se puede ir al teatro, a restaurantes… con medidas de seguridad y responsabilidad, ¿por qué no se pueden hacer conciertos? No sé por qué al colectivo de la música se le ha cerrado la puerta cuando otros están funcionando. No entiendo que no nos den ayudas.

Fuente: Leer Artículo Completo