Un juzgado reconoce que José María Íñigo falleció por enfermedad profesional

Dos meses después de celebrarse el juicio contra la Seguridad Social, la magistrada titular del Juzgado de lo Social nº 2 de Madrid ha dado la razón a la familia de José María Íñigo, fallecido el 5 de mayo de 2018 a los 75 años de un tumor, en concreto por un mesotelioma pleural.

El auto considera que existen elementos sólidos para afirmar que su muerte se produjo por la exposición al amianto en el Estudio 1. El dictamen, que sitúa los hechos en los años 1975, 1976, 1978 a 1981 y 1982 a 1985, señala que la actividad de Íñigo se llevó a cabo de forma continuada y prolongada en el tiempo en el que era el set “de mayor tamaño y con una gran presencia” de este material de construcción, “como lo acredita el hecho que se depositaron en el vertedero 113.040 kilos de residuos”.

La batalla fue iniciada por el propio periodista y, por fin, su familia ha conseguido ganar. “El objetivo de este juicio es que se modifique la pensión de su viuda. Que se reconozca que el fallecimiento fue por una enfermedad profesional fruto de haber estado expuesto al amianto y no una enfermedad común”, ha manifestado tras el juicio la abogada que representa a la familia Andrea Peiró, del bufete Opamianto Abogados.

“Se ha de destacar que en ese periodo el amianto estaba colocado sin ningún elemento que lo aislara de las personas que trabajaban en el estudio -ya que el primer encapsulamiento colocando placas de virutex se produjo en el año 1986-; por lo que estuvo en contacto con el material en el momento de mayor peligro de exposición“, apunta la sentencia.

A ello, según señala, hay que unir que por el tipo de actividad que realizaba de presentación de programas de televisión con música y público en directo, que conllevaba aplausos, ovaciones, presencia de ventiladores y aires acondicionados, todo ello generaba vibraciones que impactaban en el amianto azul con la emisión de fibras que suponían la creación de un ambiente de trabajo pulvígeno. Esto quedó corroborado por el intenso y necesario trabajo de limpieza desarrollado sobre el sistema de climatización efectuado en el año 2017.

Fuente: Leer Artículo Completo