"Tiene una actitud de relaciones antiguas". La crítica más dura de Ana Rosa Quintana a Irene Rosales ante la permisividad de las infidelidades

Desde que Irene Rosales apareció en la vida de Kiko Rivera, los rumores e informaciones de infidelidades de este último a la modelo sevillana, han sido una constante. En realidad, es una sombra que siempre ha acompañado al hijo de Isabel Pantoja. Pero los últimos dimes y diretes (en boca de una ex, Techi, que aseguraba que había recibido mensajes más que insinuantes de Kiko este mismo agosto) han dado pie a que se genere un debate alrededor de su figura.

El ‘DJ’ ha justificado que tiene esa necesidad de seducir por un problema de autoestima. La semana pasada, si bien no reconocía tener intenciones de tener una relación extramatrimonial con Techi, sí ponía sobre la mesa que tiene ese sentimiento de gustar para elevar su moral. Para sentirse más valorado como hombre. Y esto también ha dado para debatir y para traer a la actualidad todas esas veces que Irene le había perdonado sus escarceos amorosos (en territorio patrio, pero también allende los mares).

Este lunes, era Ana Rosa Quintana quien alzaba la voz para valorar esa permisividad de Rosales, a la que hemos visto hacer la vista gorda ante relaciones de deslealtad reconocidas por el propio Kiko. Aunque el primero en dar un golpe era su compañeros Alessandro Lequio: “Se está comportando como una señora del siglo XIX”. Una sentencia con la que Ana Rosa decía estar de acuerdo completamente, antes de añadir: “La actitud de Irene es de las relaciones antiguas”.

“Cuando perdonas una vez, perdonas dos y perdones tres, te lo van a hacer cuatro”, continuaba tras escuchar cómo Alessandro se refería a Irene como “tragadora” y después del análisis del italiano al respecto: “Ella ataca a las personas que atacan a su marido, quiere pasar página de todo esto, hasta de las infidelidades”.

Porque Lequio se refería al ataque por esa bronca que ha salido a la luz entre Irene y su suegra, Isabel Pantoja, con la que siempre ha aireado tener una relación inmejorable. El lío familiar de estas semanas, con la tonadillera asegurando que se había enterado de la depresión de su hijo por la tele. También sosteniendo que ha ayudado económicamente al matrimonio, algo que este domingo, Rosales, desmentía en ‘Viva la vida’ (en remoto, que ha dado positivo por coronavirus) en la tarde más seria que se le recuerda ante las cámaras.

Lo cierto es que las aguas en Cantora están más que revueltas. Y esta vez, Chabelita tan solo sería un agente colateral, sin estar metida en el ajo de manera directa. Algo más que sorprendente, pero que habla de un cambio real, a nivel interior, de quien fuera la joven díscola que regalaba titulares polémicos a la prensa hasta no hace mucho.

Fuente: Leer Artículo Completo