Silvia Marsó: “Me pretendían hombres muy importantes”

Silvia Marsó está radiante y lo transmite con su sonrisa y su apasionado modo de hablar sobre su profesión. La actriz catalana lleva tres años produciendo y protagonizando la función ’24 horas en la vida de una mujer’, que se puede ver ahora en el Teatro Galileo de Madrid. Con esta obra ha recorrido toda España y por culpa de la pandemia no la ha podido representar en Nueva York. Silvia Marso es una mujer emprendedora y que, sobre todo, ama su profesión. Por ser quien es hoy en el mundo de la interpretación ha rechazado ser millonaria y a muchos hombres influyentes de este país.

Llevas tres años con esta obra.

Así es. Hemos hecho 160 veces la función y más de 80 representaciones en toda España, incluso la hemos hecho en catalán, porque me hacía gracia hacerla en mi lengua materna. Ahora íbamos a llevar la obra a Nueva York, pero no ha podido ser por la pandemia.

¡Qué decepción!

Sí. Yo soy una productora muy lanzada. Pensaba que un musical hecho en España lo podrían hacer luego allí en inglés. Pero estoy segura que dentro de un año iremos a Nueva York y estrenaremos.

¿Qué tiene esta obra?

Es una obra maravillosa, están los músicos en el escenario. Mi personaje es el de una aristócrata que acaba de enviudar y decide viajar para salir del pozo en el que se encuentra. Y en Montecarlo se encuentra con un chico más joven que ella y no te puedo contar más… Es una función donde el público va a llorar y a reír, porque en las 24 horas de esa mujer vive todo lo que se puede vivir en la vida: alegría, satisfacción, sacrificio, ilusión, el amor profundo….

¿Qué es lo más bonito que te han dicho de la obra?

Que después de verla van a escuchar a su corazón.

¿Tú escuchas mucho a tu corazón?

Siempre escucho más a mi corazón que a la cabeza. Las corazonadas marcan un camino que debes seguir. Esta obra fue una corazonada y por eso continúo con esta obra a pesar de que con la pandemia se nos cayó la gira.

¿Has perdido dinero con esta obra?

En la pandemia por supuesto. También perdí dinero con la serie “El secreto de puente viejo”, que se tenían que hacer más capítulos y se terminó.

Tienes más de 50 años, porque no quieres decir exactamente tu edad, empezaste muy joven y la fama te vino también muy joven. ¿Qué piensas cuando ves a esas actrices de ahora que nunca han pisado un teatro y que buscan la fama?

Yo elegí entre ser millonaria o actriz y no me arrepiento de eso. Yo rechacé muchos millones de cadenas privadas que pagaban millonadas. Esas actrices de las que hablas no se podrán dar el gusto de hacer personajes como los que he hecho yo como Yerma o Doña Rosita, la soltera. Todo eso se lo debo al sacrificio. Si hubiera cogido otro camino sería más mediática, pero no tendría la solera interpretativa que tengo ahora. Yo quiero ser una buena actriz toda mi vida. No quiero ser millonaria ni famosa.

Ahora interpretas a una aristócrata, ¿Silvia Marsó podría haber sido marquesa? Porque te pretendían muchos hombres cuando eras más joven…

Pues perfectamente, porque me pretendían hombres muy importantes, pero yo he priorizado el corazón.

¿Apoyarías a tu hijo si quisiera ser actor?

Claro, pero creo que no va por ahí su intención.

Tú trabajaste con Ana García Obregón…

Sí, lo que le ha pasado a Ana no tiene nombre. Todos los que trabajamos en “Ana y los siete” tenemos un chat, Ana no está en él, y nos unimos todos ese día. Estábamos muy tristes y le mandamos un precioso árbol como homenaje a Álex. Yo sólo deseo que pueda superar la situación y se pueda reencontrar con él cuando el destino lo marque.

Va a dar las Campanadas y seguramente vuelva al teatro.

Yo le aconsejo que vuelva al teatro. Ella ya está sintiendo el cariño de la gente, pero si lo hace en un teatro será mucho más directo y mucho más bonito. Cuando tienes este tipo de desgracias, el amor de la gente es lo único que te puede consolar. Y ella lo tiene de todo el mundo.

Todos los actores habláis muy bien de ella.

Yo he trabajado con ella y es una actriz que tiene mucha profesionalidad.

Por cierto, ¿qué haces para estar así de guapa?

No me he hecho nada. Soy vegetariana, no bebo, no fumo, no tomo café, no me maquillo cuando no estoy trabajando, hago un ejercicio saludable y sobre todo tengo buen rollo, porque se refleja en la cara.

¿Eres buena jefa?

Sí, pero soy exigente porque yo me exijo más que nadie. Soy muy perfeccionista. Pero nunca he gritado a nadie de la función y no sienten que soy la jefa.

¿Te queda algún sueño por cumplir?

Siempre hay sueños por cumplir. Hay uno personal que es ir a la selva amazónica, porque soy muy ecologista.

¿Irías a un reality como “Supervivientes”?

Me han ofrecido muchos realities, pero como siempre he dicho que no, ya no me llaman. Pero igual iría a alguno que tuviera que ver con la interpretación, como “Tu cara me suena”, que me invitaron una vez y me lo pasé muy bien.

Ayudante de foto: Guillermo Jiménez. Estilismo: María Álvarez. Maquillaje y peluquería: Esmeralda Sánchez y María Soriano para Alegría Make up.Agradecimientos: Hotel Catalonia Atocha. C/ Atocha, 81.

Buenas compras de enero

Cortefiel

Hasta -70%

El Corte Inglés

Hasta -40%

La Redoute

Hasta -50%

El Corte Inglés

Hasta -40%

L’Oreal Paris Dermo Expertise

20,90 €14,99 €

COMPRAR

Babyliss

59,90 €39,99 €

COMPRAR

Crock-Pot

134,90 € 89,99 €

COMPRAR

Medisana

99,95 €61,99 €

COMPRAR

Fuente: Leer Artículo Completo