Silvia Jato se casa por sorpresa con Alberto Fabra

El pasado sábado, 10 de abril, Silvia Jato y Albert Fabra se dieron el ‘sí quiero’ en una ceremonia íntima celebrada en Castellón. La presentadora y el político conservador ponen así el broche de oro a una relación que comenzó por sorpresa en 2015. Para la ocasión, la novia, de 49 años, se decantó por lucir un diseño de la firma de María Coca mientras que el banquete posterior al enlace civil se celebró en el ‘El Coso de Burriana’, un paraje de ensueño que cuenta con unas impagables vistas al mar. Pese a que la estampa idílica se vio empañada por la lluvia, la que fuera presentadora de ‘Pasapalabra’ ha calificado su boda como “un momento precioso e íntimo”.

Al igual que han llevado durante todos estos años la relación, el enlace se celebró con la más absoluta discreción. Sin embargo, después de pasar la noche de boda, Jato ha querido compartir la buena nueva con sus seguidores en redes sociales, colgando una instantánea en la que se pueden ver las manos de los novios entrelazadas luciendo sus respectivas alianzas.

https://www.instagram.com/p/CNhxokoF84G/

A post shared by Silvia Jato (@silviajato)

“Una foto lo dice todo. Ayer, Alberto y yo, nos dimos el sí quiero, y lo comparto con vosotros, los que me queréis y siempre me acompañáis. Gracias por vuestras muestras de cariño y felicitaciones. Fue un momento precioso e íntimo en ‘El coso de Burriana’ cumpliendo las medidas anti Covid. Pero echamos de menos a parte de nuestra familia y a tantos y tantos amigos que en cuanto esto acabe lo celebraremos juntos. ¡Gracias de corazón!”, señala la comunicadora.

Antes de celebrarlo por todo lo alto, Silvia Jato y Alberto Fabra sellaron su amor en una notaría sitúa en el centro de Castellón. Tanto para la gallega como para el político del Partido Popular son sus segundas nupcias. Ella estuvo casada durante 13 años con el piloto aéreo Eduardo San Román, con el que tuvo tres hijos, mientras que él, de 57 años, es padre de dos hijos fruto de su matrimonio con la arquitecta Cristina Fortanet.


Fuente: Leer Artículo Completo