Sarah Jessica Parker, vendedora por un día

El personaje de carrie Bradshaw en ‘Sexo en Nueva York’ le ha traído muchas alegrías a Sarah Jessica Parker. Además de la fama mundial, le ha permitido convertirse en un icono de estilo y pasar de lucir zapatos de Manolo Blahnik en la pantalla a diseñarlos en la vida real. Y le ha ido tan bien, que lo que comenzó con una línea, se ha convertido en dos tiendas en Nueva York.

Pero estos días, además, los clientes de SPJ Collection, como se llama la firma, se han encontrado con una sorpresa: la de tener a la propia Sarah Jessica Parker como asesora y dependienta para que la experiencia de compra sea inmejorable.

La actriz estuvo en el establecimento que tiene en la zona financiera de Nueva York ejerciendo como vendedora y no dudó en arrodillarse en el suelo y recoger como una más cuando se iba algún cliente. Una actriz todoterreno a la que no se le caen los anillos por trabajar duro para sacar su marca adelante en tiempos convulsos.

Fuente: Leer Artículo Completo