Rocío Carrasco y su nuevo reto laboral

¿Qué tendrá preparado Rocío Carrasco mientras llega la segunda parte de su serie documental? El próximo otoño Rocío protagonizará ‘En el nombre de Rocío’, la segunda parte de su testimonio en la que hablará del resto de su familia: sus tíos y hermanos. Antes de eso, la hija de Rocío Jurado tiene un plan, y es que parece que ya se siente más segura delante de las cámaras.

Según ha podido conocer Vanitatis, Rocío Carrasco se lanzará de cabeza al mundo de la publicidad y será imagen de la famosa dieta de la alcachofa, algo que ya hizo hace años. La mujer de Fidel Albiac parece que ha cogido el rumbo de su vida y se siente muy fuerte y con ganas de probar nuevos proyectos. Por ahora se desconoce cuál será la hoja de ruta de Rocío en esta campaña, pero lo habitual en este tipo de trabajos es que el personaje que presta su imagen realice un posado y atienda a los medios de comunicación.

Tampoco se sabe a ciencia cierta el caché que tendrá la hija de ‘la más grande’. Las cifras van para arriba o para abajo dependiendo del personaje. Por ejemplo, en el caso de la hija de Isabel Pantoja, se barajó una cantidad cercana a los 30.000 euros. Para Jessica Bueno, la cantidad fue de 25.000 y para Terelu Campos 50.000, según publicó en aquellos años el diario ‘ABC’. Esos asuntos se los llevará su representante o más bien su marido, que es quién se encarga de sus proyectos profesionales.

En unas imágenes inéditas que no fueron incluidas en el documental, Rocío hablaba de sus problemas de dinero ya que muchas voces aseguran que éste podría ser el motivo de que haya decidido romper su silencio. Pues la misma Rocío aclaraba que económicamente está perfecta: “Es vox populi que tengo una cuestión del impuesto de sucesiones que tengo que pagar. Se puso un bien para hacer frente como aval y es una cuestión que va con su tramitación y se está solucionando”, aseguraba haciendo referencia a la herencia de su madre que fue el motivo principal por el que se distanció de su familia. La madre de Rocío Flores, con quién no se habla al igual que con su hijo David, se refiere al tributo que deben hacer frente los herederos y que todavía no está resuelto.

Fuente: Leer Artículo Completo