Ramón Calderón, el abogado de Paquirri, amenaza a Kiko Rivera con llevarle a los tribunales tras sus duras acusaciones

Se convirtió en uno de los aludidos en la noche de ‘Cantora, la herencia envenenada’, y simplemente por eso, Ramón Calderón no esperó mucho para salir en su propia defensa. Y lo hizo a través de una llamada telefónica a ‘Sálvame Deluxe’.

El programa de Telecinco, al igual que muchos otros de la cadena, recogían los restos de la explosión que tuvo lugar la noche del viernes cuando se emitió el esperado especial, con el que Kiko Rivera sacaba la artillería pesada en su recién iniciada guerra con su madre, Isabel Pantoja. Una guerra que parece va a sacar abrir todas las heridas del pasado, y reavivar rumores ya olvidados por muchos, como el que aseguraba que Carmen Ordóñez, siempre fue el gran amor de Paquirri.

Ramón Calderón, íntimo amigo de Paquirri y su abogado, fue uno de los mencionados por el hijo del torero. Eso sí, este no tuvo buenas palabras para el que en su día fue su representante legal en los trámites con el testamento más famoso de todos los tiempos. El hijo de Isabel Pantoja dio a entender que el abogado tuvo implicación en los tejemanejes de los que acusa a su madre. Hasta tal punto llegó la convicción de Kiko, que llevó a calificar a Calderón de “sinvergüenza”. Parar sorpresa de los colaboradores de Sálvame Deluxe, el implicado entró en directo para aclarar las cosas y defenderse: “Hay insinuaciones que no se pueden hacer tan gratuitamente, parar herir gravemente el honor de las personas, en este caso el mío. Yo no tengo nada que ver”, aseguró Ramón.

En el alegato de su defensa, Calderón aseguró que durante tres años,representó y defendió los intereses de Kiko Rivera, por ser hijo de su amigo Paquirri, pero que su labor terminó el día 26 de septiembre de 1987, y que desde ese instante, dejó de tener cualquier competencia relacionada con el hijo de Isabel Pantoja. Razón por la que asegura, las acusaciones de Kiko, carecen de fundamento.

Calderón aseguró desear lo mejor al DJ, a quien le pidió una cosa clara: “por favor, antes de hacer estas afirmaciones, que lea los papeles”. Pero el discurso del abogado concluyó con una dura advertencia: “A lo mejor en el acaloramiento, Kiko dijo algo que no debió decir y tendrá que responder en los tribunales de justicia”.

Fuente: Leer Artículo Completo