Por qué el nombre de Lili también es un homenaje a Doria Ragland

El nombre de la primera hija de Meghan Markle y el príncipe Harry, Lilibet ‘Lili’ Diana, no ha dejado de ocupar titulares desde que se dio a conocer el pasado domingo. Era una de las informaciones más esperadas tras el anuncio de su nacimiento y por supuesto no defraudó, pues era un homenaje a Isabel II y Lady Di, dos mujeres esenciales en la vida de Harry. Pero aunque no fuera tan evidente, también escondía un guiño a la madre de Meghan, Doria Ragland.

Lilibet era el nombre por el que llamaban a Isabel II en su infancia, pues la pequeña tenía dificultades para pronunciar Elizabeth, un nombre que los duques de Windsor acortarán para su hija, llamándola Lili, que significa ‘azucena’. Para Meghan, este nombre también tiene un significado muy especial y familiar.

Tal y como contó Markle en su desaparecido blog de estilo de vida The Tig, durante su infancia su madre, Doria Ragland, le llamaba ‘Flor’, un apelativo cariñoso que combinaba con otros como Meg y M&M. De esta manera la pequeña homenajea a todas sus abuelas con su nombre.

Para Meghan, su madre siempre ha sido un pilar fundamental en su vida y una de las razones por las que más echaba de menos California era por tenerla a ella cerca. Gracias a que los duques de Sussex se han mudado a Montecito, Doria Ragland no tendrá que perderse la infancia de sus nietos y podrá ser un gran apoyo para su hija.

Por supuesto, Harry se aseguró de homenajear a su difunta madre en el nombre de su hija y, además, por partida doble. No solo Diana es un tributo a Lady Di, Lili, que en inglés también designa a la flor lirio de los valles, era una de las flores favoritas de la madre de Harry. De hecho, la llevó en su ramo de novia, y Meghan Markle hizo lo propio, dando cabida en su ramo de novia a esta flor que significa felicidad y renacimiento.




Fuente: Leer Artículo Completo