Meghan y Harry, repartidores por un día: bermudas, sneakers Adidas y cambio de peinado

El duque y la duquesa de Sussex no han dejado de protagonizar titulares (tanto con la compra de su nueva residencia en Santa Barbara como con la publicación de Finding Freedom), y aunque han estado bastante presentes vía Zoom, casi no han protagonizado actos en público debido a la pandemia. La último vez que vimos al principe Harry y Meghan, que dejaron de ser miembros en activo de la familia real a principios de año, fue a principios de abril, cuando las cámaras de seguridad les grabaron a la puerta de su casa en Los Angeles repartiendo comida a los más necesitados.

Pero esta semana, el miércoles día 19 de agosto, aparecieron fotografías de los Sussex con guantes de protección y mascarillas (Meghan Markle optó por una mascarilla a rayas azules y blancas de Royal Jelly, una compañía con base en Nueva Yotk formada por mujeres racializadas), al ejercer como voluntarios en una feria benéfica en el colegio Knox Elementary, en el área sur de Los Ángeles. El evento, con motivo de la "vuelta al cole", lo organizaba la ONG local Baby2Baby. de caridad por el regreso a clases en Knox Elementary al sur de Los Ángeles para Baby2Baby. La organización proveé elementos básicos, como pañales, toallitas y ropa para familias y niños necesitados. Y se trata de una causa a la que le tienen un especial cariño: es una de las cuatro ONG para las que los Sussex pidieron donaciones en vez de que les hiciesen regalos para celebrar el nacimiento de su hijo, Archie, en mayo de 2019.

Baby2Baby es una organización sin fines de lucro dirigida por Kelly Sawyer Patricof y Norah Weinstein, para proveer de pañales, ropa y otros suplementos a los niños que viven en pobreza. Durante los últimos nueve años, han logrado distribuir 100 millones de artículos a niños en refugios para personas sin hogar, programas de violencia doméstica, hogares de acogida, hospitales y escuelas, así como a familias en los EE. UU. que lo han perdido todo a raíz de desastres.

A post shared by Baby2Baby (@baby2baby) on

"Estamos muy agradecidas de estar presentes durante la vuelta al cole más extraordinaria de la Historia, repartiendo equipamiento escolar, mochilas, productos de higiene, ropa y comida directamente a niños y familias a las que el coronavirus ha afectado de forma desmedida y sufren para cubrir las necesidades básicas para las que dependen de los colegios",compartieron las copresidentas de Baby2Baby, Norah Weinstein y Kelly Sawyer Patricof, en las redes sociales.

"Tenemos el compromiso de ayudar tanto a los estudiantes de nuestros socios del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, como a los del resto del país, tanto en la educación a distancia como en el regreso a las aulas".

Este artículo se publicó en Tatler UK y fue traducido. Para ver el original, pulse aquí..

Fuente: Leer Artículo Completo