Meghan Markle y el juicio contra su padre: a finales de enero podría decidirse todo

Con motivo de la boda entre el príncipe Harry y Meghan Markle, la (mala) relación de la novia con su padre quedó expuesta ante la prensa. Una situación que Thomas Markle aprovechó para hacer tratos con la prensa a cambio de información sobre su hija. El peor de todos esos intercambios fue el que incluía una carta que la duquesa de Sussex le había mandado antes de la celebración del enlace. El tabloide británico Daily Mail publicó fragmentos del documento hace casi dos años; una acción que no fue nada bien recibida por los duques, que decidieron actuar. Así, Markle demandó al diario alegando una violación de su privacidad, de sus derechos de autor y de la Ley de Protección de Datos.

Ayer mismo se confirmó el nuevo rumbo que ha tomado la batalla legal denominada Markle vs. Marke (en alusión a Meghan y a su padre): el próximo 19 de enero, el juez Warby tomará una decisiónde forma remota sobre la solicitud de Meghan en el Tribunal Superior. La sentencia tan solo llegará si el magistrado decide que una de las partes tiene argumentos de gran peso, lo que implicaría que no se llevaría a cabo el jucio oficial retrasado hasta otoño de 2021. La razón de que la fecha sea tan alejada en el tiempo es la petición que el equipo legal de la duquesa de Sussex realizó a finales de 2020 por motivos confidenciales.

La demanda a Associated Newspapers, grupo editorial al que pertenece el diario mencionado y que lleva otros diarios que también han atentado contra la integridad de los duques de Sussex, llegó acompañada de una declaración del príncipe Harry. “Ya he visto lo que sucede cuando una persona a la que quiero es mercantilizada hasta el punto que no es tratada o vista como una persona real. Perdí a mi madre y ahora veo a mi familia caer como víctima de las mismas fuerzas poderosas”, expresaba en octubre de 2019 en un comunicado oficial emitido desde la página web de la pareja.

Desde entonces, el caso ha dado una infinidad de giros en un sentido y en el otro, volviéndose más complicado con cada nueva información. El pasado mes de septiembre, el jurado consideró que lo expuesto en la biografía de la pareja Finding Freedom podía utilizarse como prueba para el juicio, por lo que el proceso se retrasaba algo más con la excusa de preparar el caso de forma exhaustiva. El coste de la larga batalla en la que los reveses de uno y otro lado no han dejado de surgir se estima en unos 3 millones de libras en total (unos 3 millones 300 mil euros).

El pasado mes de noviembre, el equipo de Meghan expuso que los duques de Sussex no habían influido en la creación de la biografía Finding Freedom, para que pudiera tenerse en cuenta como prueba. Sin embargo, una amiga de Meghan sí que había hablado con los autores para explicarles por qué Markle le había mandado una carta a su padre: quería evitar que se volvieran a difundir los rumores de que lo había abandonado. Por otro lado, el grupo editorial de los diarios demandados por la duquesa, Associated Newspapers, expuso que la carta "no es una creación intelectual de la demandante y, por lo tanto, no es una obra original", y que los asistentes del palacio pudieron haberla ayudado a escribirla.

Fuente: Leer Artículo Completo