Meghan Markle recibe la noticia de la muerte de un familiar querido

El pasado jueves, Meghan Markle recibió una triste noticia: su tío paterno, Michael Markle, falleció a los 82 años en Oregón después de llevar años luchando contra el párkinson. Pese a que la duquesa de Sussex no mantiene una buena relación con su padre, no pasaba lo mismo con su tío. De hecho, el fallecido fue uno de sus principales apoyos en su primer contacto con el mundo laboral, intercediendo, gracias a su puesto como diplomático, para que la actual esposa del príncipe Harry entrase a trabajar como becada en la embajada estadounidense. Esta oportunidad le permitió darse cuenta de que no quería seguir estudiando Relaciones Internacionales y apostó por dedicarse al mundo de la interpretación.

Al conocer la noticia, Markle se la trasladó a su marido, quien en ese momento se encontraba en Londres para asistir al homenaje por el 60 aniversario del nacimiento de su madre, Diana de Gales. El hijo pequeño del príncipe Carlos, nada más terminar el tributo que tuvo como colofón el descubrimiento de una estatua de su progenitora, decidió adelantar su viaje de regreso a Los Ángeles para acompañar a su esposa en estos duros momentos.

Enfadado por su actitud distante

Aunque se desconoce si los duques de Sussex asistirán al entierro, lo cierto es que Michael Markle no siempre dedicó buenas palabras a su sobrina. A decir verdad, en 2019 concedió una entrevista al Daily Mail en la que se quejaba de que ella se hubiera apartado de él desde su boda con el príncipe Harry, lamentándose de no haber podido todavía conocer a su hijo primogénito, el príncipe Enrique.

“Algunas veces parece un poco inmadura, es una ‘prima dona’. Si quiere tener una relación más cercana conmigo depende de ella, ella es la que está ocupada, no yo. No sé qué le diría si pudiera escribirle, aunque tendría que salir de ella dar el primer paso. Nunca la he llegado a entender, no me gusta cómo ha tratado a su familia”, afirmó.


Fuente: Leer Artículo Completo