María Teresa Campos condena la actitud de Rocío Flores: ”La niña ya no es tan niña”

María Teresa Campos no se ha cortado al hablar del testimonio de Rocío Carrasco en su serie documental. A su paso por ‘Viernes Deluxe’, la presentadora ha mostrado su apoyo incondicional a la hija de Rocío Jurado, a la que considera como parte de su familia. Sobre la paliza que Rocío Flores le propinó a su madre, la matriarca del clan Campos se ha mostrado muy crítica, recordando que no fue una simple disputa: “El documental lo veo a trozos, me duele mucho verlo porque no hay derecho a hacer sufrir de esta manera a una persona […] Hay cosas que yo no sabía, como lo de las patadas, la gente se cree que fue un simple empujón pero no, la dejó inconsciente patada tras patada“, reflexionó cabizbaja.

La entrevistada confesó que fue ella la que animó a Rocío Carrasco a contar su verdad tras más de dos décadas de doloroso silencio. “Cuánta verdad hay en sus palabras. Yo he estado al lado de esa verdad y de ese dolor. Ha sido mucho sufrimiento”, afirmó.

Pese a las demandas de atención de Rocío Flores, María Teresa Campos cree que es muy difícil que pueda tener un acercamiento con su progenitora. “Creo que madre e hija no se van a volver a encontrar por lo que yo he hablado con Rocío en su día, la niña no es tan niña, ya tiene veintitantos años, aunque yo no estoy en posesión de la verdad, yo no lo puedo asegurar, es lo que yo creo […] La gente se cree que aquello que pasó entre ellas no tenía tanta importancia, pero que la gente piense que le dio patadas y luego llamó a su padre para decirle: ‘Papá, ya está hecho'”.

La presentadora explicó que ella fue conocedora de este oscuro episodio al poco tiempo de que sucediese. “Me lo contó cuando pasó y yo flipé, en aquel momento Rocío Carrasco supo que ya no quería nada más con su hija, le habían comido el coco de tal manera que mientras le pegaba decía: ‘Mamá, no me pegues’ […] Yo creo que hoy por hoy no hay interés por ninguna de las dos partes de arreglarlo, que cada una siga con su vida“, sentenció.

Pasión por David Flores

A su vez, la presentadora le dedicó unas tiernas palabras a David Flores, el hijo pequeño de Rocío Carrasco. “Echo mucho de menos al niño, a David, le queremos mucho, si él quisiera estaríamos encantadas todas en la familia de volver a verle (…) Él me quería mucho, me llamaba ‘Maricam’ y me adoraba, le gustaba verme en ‘¡Qué tiempo tan feliz!”, expuso. Además, quiso dejar claro que el joven mantenía una estupenda relación con Fidel Albiac: “Le llamaba Fidelito y estaba loco por él”.


Fuente: Leer Artículo Completo