Mako de Japón, diagnosticada de estrés postraumático antes de su boda

Mako de Japón ha sido diagnosticada de un trastorno de estrés postraumático, según ha informado un portavoz de la familia a través de la Agencia de la Casa Imperial de Japón. Reconoce que la “complicada” situación por la que atraviesa Mako, de 29 años, se debe al escrutinio al que ha sido sometida la princesa por su decisión de casarse con un plebeyo, Kei Komuro, a quien conoció cuando ambos estudiaban en la universidad de Tokio y cuya familia se ha visto envuelta en un escándalo por una deuda de la madre de él con su exnovio a quien le pidió dinero prestado para sufragar los estudios de su hijo. En concreto, a las constantes informaciones negativas “sobre ella, su familia, su prometido y la familia de él”, ha detallado.

La princesa Mako, hija de los príncipes Kiko y Fumihito –el príncipe heredero Akishino- y sobrina del emperador Naruhito, “tenía miedo de que sea imposible cumplir su deseo de tener una vida tranquila y feliz después de casarse”, ha explicado al tiempo que ha confirmado que la boda será el 26 de octubre, una fecha, martes, que se considera traerá ventura al matrimonio. La de Mako y Kei Komuro será una boda normal, alejada por completo de la pompa que implica un enlace real y toda la tradición que conlleva celebrarla en el país del sol naciente. Se limitarán a registrar su matrimonio y ese mismo día ofrecerán una rueda de prensa juntos. Después, la princesa se mudará a Nueva York donde reside y trabaja como abogado su prometido. Un paso por el que Mako renuncia a la dote de más de un millón de euros que recibe una princesa al contraer matrimonio.

La madre de Mako, la princesa heredera Kiko, se pronunció recientemente sobre los planes de su primogénita: "Hay cosas en las que estamos de acuerdo y en desacuerdo, pero queremos decirnos que creemos que es necesario y me gustaría respetar los sentimientos de mi hija mayor tanto como sea posible". "Como madre, estoy teniendo muchas conversaciones con mi hija para poder aceptar sus sentimientos y pensamientos", dijo. También se refirió a lo que pudiera pasar con su segunda hija, la princesa Kako de 26 años: "Me gustaría escuchar sus pensamientos con antelación y apreciar las conversaciones familiares", fue prudente sobre lo que pueda estar dispuesta a hacer por amor.

Tanto los padres de la princesa Mako como el emperador han aprobado el matrimonio de la pareja aunque con reticencias ya que la ley nipona establece que solo los varones pueden aspirar al trono y que las mujeres pierden la condición de princesa al casarse con alguien ajeno a la realeza, como es el caso de Mako. El peso de la Casa Real recae a partir de ahora sobre tres personas: el emperador, Fumihito y su hijo, el hermano de Mako, el príncipe Hisahito de 14 años.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo