Los planes del príncipe Carlos para cuando sea Rey

Tras la muerte de Felipe de Edimburgo y teniendo en cuenta la avanzada edad de Isabel II, en el horizonte comienza a aparecer la posibilidad de que el príncipe Carlos (por fin) llegue a reinar. El primogénito de Isabel II cada vez tiene más peso en los actos oficiales y poco a poco va desvelando cuáles serán sus planes cuando se convierta en monarca. Entre ellos, que el público tenga un mayor acceso a los palacios que forman parte de la Corona.

Según publica The Sunday Times, el príncipe de Gales planea transformar las residencias reales convirtiendo parte de los espacios privados en espacios públicos. El plan incluye que residencias como el Palacio de Buckingham, el castillo de Windsor, Balmoral, Sandringham y Clarence House abran más espacios y durante periodos más largos del año.

Esta importante decisión está siendo consultada por el príncipe Carlos con los miembros más cercanos de la familia, entre los que se incluyen su esposa, Camila de Cornualles, y el tercero en la línea de sucesión al trono, el príncipe William, para valorar cómo aumentar el acceso al público pero conservando el carácter de residencia privada de la familia real.

Según las fuentes consultadas por el diario británico, el afán del príncipe Carlos es que los ciudadanos conecten con la institución, pues entiende que la monarquía debe seguir evolucionando y la gente tiene interés por poder acceder a los palacios y conocerlos con más detalle. Carlos considera que es necesario comenzar a mirar estas propiedades más como espacios públicos que como espacios privados.

Todo apunta a que cuando el príncipe Carlos ascienda al trono, repartirá su tiempo entre el Palacio de Buckingham, la residencia londinense de la actual reina, Highgrove, la casa familiar de Carlos y Camila en Gloucestershire, famosa por sus amplios jardines y su granja, Sandringham, en Norfolk, y Birkhall, su residencia escocesa que se encuentra dentro de los terrenos del castillo de Balmoral en Escocia.




Fuente: Leer Artículo Completo