Álex Barahona: ‘‘Vivo mi carrera de actor de una forma natural’’

Álex Barahona ya tiene cuarenta años, pero le conocimos hace veinte gracias a la exitosa serie ‘Los Serrano’. Dos décadas en las que el actor no ha dejado de trabajar en el mundo de la interpretación. Asegura que, a pesar de la fama, siempre ha tenido la cabeza en su sitio, lo que hace que su mujer y sus dos hijos, Julieta y Marcos, vean su profesión con total naturalidad. Acaba de triunfar en Madrid en el Teatro Reina Victoria junto a Laia Alemany y Armando del Río con el thriller ‘Tarántula’, con el que van a recorrer los teatros de la geografía española. Una obra que desde el principio tiene al espectador pendiente para encajar las piezas de un puzzle que sorprende.

¿Qué nos vamos a encontrar en “Tarántula”?

Es una obra de teatro de género, es un thriller. A partir de un robo se empieza a desarrollar una historia imprevisible con muchos giros.

Es una época donde hay muchas comedias en cartel y vosotros arriesgáis con un thriller…

Sí, yo creo que los españoles somos muy buenos haciendo comedia, pero hay que intentar abrir el abanico. Una obra de suspense es arriesgado, pero a la gente le gusta porque es como novedoso. Hemos tenido muy buena acogida del público.

En otros países hay obras de Agatha Christie que han estado mucho tiempo en cartel, ¿estarías preparado para eso?

No lo sé. Por una parte sería muy bueno por el hecho de tener trabajo, pero el teatro es muy sacrificado porque tienes que luchar día a día. Si la función me gusta, sí que aguantaría.

En esta obra trabajas con Armando del Río y Laia, que son matrimonio en la vida real, ¿es fácil trabajar “en medio” de una pareja?

Me han adoptado. Está siendo muy fácil porque ellos están muy ilusionados porque es un proyecto que están produciendo ellos y protagonizando. Me hacen partícipe de muchas cosas.

https://www.instagram.com/p/COuulYoArYl/

A post shared by Alex Barahona (@alx_barahona)

¿Vas a compaginar la obra con otros proyectos?

El teatro te da esa facilidad. Ahora tengo encima de la mesa una película.

Después de ‘Los Serrano’ y ‘Física o Química’, ¿te costó quitarte la imagen de actor adolescente?

Yo creo que todavía no me la he quitado. Ya tengo 40 años y la gente me sigue relacionando mucho con “Los Serrano” y “Física o química”. Pero yo creo que ese salto a la madurez le cuesta a todo el mundo. Yo sigo en ese salto, y está costando por mi parte y por la industria.

¿Por tu parte por qué?

Porque cuando siempre has estado haciendo una cosa cuesta apartarte de lo que ya conoces y da un poco de vértigo. Pero es el proceso de todo el mundo porque en el trabajo hay ciclos. Mi ciclo como adolescente está acabando.

¿Sigues teniendo contacto con el reparto de “Los Serrano”?

Alejo y yo somos muy buenos amigos. Con el resto no tengo tanto contacto.

¿Cómo ha sido el reencuentro de ‘Física o química’?

Fue maravilloso ver a todo el mundo después de tanto tiempo. Fue bonito ver cómo cada uno guardaba tantos recuerdos.

¿Has visto el cambio en muchos de tus compañeros?

Sí, pero para bien. Yo creo que no hay ni divas ni divos. Me sorprendió cómo cada uno se ha hecho su hueco, cómo siguen peleando, cómo hay gente que ha abierto el abanico y se dedican a otras cosas además de la interpretación.

Hablando de Armando y Laia, ¿te gustaría producir?

No, porque considero que no tengo ojo para los negocios. Pero escribir sí me gusta, y estoy en ello. Estoy escribiendo una novela.

Tú estudiaste Químicas.

Sí, y parece que el destino me rescató para algo que no iba bien. No era vocacional, llegué hasta cuarto curso y ya no me acuerdo ni de la tabla periódica.

Tu mujer es sanitaria, ¿entiende tu vida de actor?

Sí, porque yo lo vivo de una forma muy natural, que es la forma más sana para vivirlo. Mis hijos todavía son muy pequeños para entenderlo. A mí nunca me llamó la atención ser famoso.

Y eso que tú viviste el boom de ‘Los Serrano’.

Sí, fue una época de mucha popularidad. Tenía veinte años y era lo primero que hacía, pero tenía claro que lo tenía que controlar para que no se me fuera la cabeza.

¿Necesitaste ayuda psicológica?

El cambio fue bestial, yo trabajaba en unos grandes almacenes y lo tuve que dejar. No necesité ayuda psicológica, quizás porque tuve cerca a actores como Antonio Resines o Belén Rueda. Yo he tenido la suerte de trabajar con auténticos profesionales como Sancho Gracia. Gente que se ha cruzado en mi camino y he aprendido de ellos.

Tus padres, ¿qué te decían cuando empezaste en esto?

Ellos nunca han presumido de hijos. Mis padres siempre me han dado mucha libertad y confianza. Esta profesión te quita mucha vida, pero también te la da. Es inestable y a veces tan subjetiva, que te hace crecer como persona.

¿Has tenido épocas en que el teléfono no ha sonado?

Sí, pero no tantas veces ni para asustarme. Me asusta más el momento de ahora, cuando ya tengo 40 años y te das cuenta que ya no hay tantos papeles. Noto como un poco de abismo.

De eso siempre se han quejado las actrices. ¿Es machista tu profesión?

Yo creo que el mundo entero es machista y debemos hacer el ejercicio de reaprender.

¿Te has propuesto trabajar fuera de España?

La verdad es que no porque me siento muy bien aquí, tengo mi círculo de confianza. Otra cosa es que saliera la oportunidad, pero no lo buscaría.

¿Te gustaría que tus hijos siguieran tus pasos?

Lo he pensado muchas veces, pero creo que deben de hacer lo que quieran. Lo que es inevitable es protegerlos de las hostias que se vayan a dar.

¿Tú te has llevado muchas?

No considero que me hayan dado muchas profesionalmente. Yo creo que he sido afortunado, aunque haya luchado y siga luchando.

Ayud. de foto: Cristina MartínezEstilismo: María Álvarez Maquillaje y peluquería: Patricia de Lucas para Alegría Make up. Agradecimientos: Restaurante Rubaiyat. Calle de Juan Ramón Jiménez, 37. Tele.: 913 591 000.

Fuente: Leer Artículo Completo