Las claves de la entrevista de Chábeli Iglesias: de la salud de su padre al éxito de su hermana Tamara

Hacía mucho tiempo que no la veíamos, pero este miércoles Chábeli Iglesias hizo una aparición mediática por todo lo alto: con un posado rodeada por su marido, Christian Aldaba, y sus hijos, Alejandro y Sofía, en la portada de la revista ‘Hola’, presentándose como diseñadora y haciendo un repaso por la actualidad familiar. Sin meterse en charcos, eso sí. Muy correcta, pero dando respuestas.

Porque hubo un día que la primogénita de Julio Iglesias e Isabel Preysler, ya cansada del foco mediático bajo el que había vivido desde su nacimiento, decidía echarse a un lado. Ahora, desde su casa de Palm Beach, habla, por ejemplo, de ese camino completamente opuesto que ha elegido su hermana Tamara Falcó, que resurgió hace un año de la mano de ‘MasterChef Celebrity’ y hoy es colaboradora de ‘El Hormiguero’.

Mi hermana seguro que encontrará al hombre de su vida. A ella le sucede lo que a Julio, es muy independiente. Cuando tienes pareja no puedes serlo tanto”, analiza sobre Tamara, que podría estar llenando el vacío que tiene en su corazón desde hace mucho tiempo (al menos que haya trascendido) con todos esos proyectos laborales que le dan la independencia que necesita.

Tampoco tiene problema en pronunciarse sobre esas imágenes de su padre que llevaron a generar una alarma sobre su estado de salud: “Sigo siendo el ojito derecho de mi padre, que está fenomenal de la pequeña caída que sufrió en la que se hizo daño y una herida en la pierna. Es como el abuelo, un toro: genética Iglesias“. Así, como quien no quiere la cosa, lo desliza para que se acabe el debate. ¿Sobre su madre? Apenas un “la veo mejor que nunca”. Si quiere ahondar en su presente, ya se encargará la reina de corazones de hacerlo.

Chábeli no esquiva las preguntas sobre la crisis matrimonial que atravesó con Christian hace años, cuando se enzarzaron en una discusión que terminó con la policía mediando. Pero reconoce que aquel episodio desagradable sirvió para levantar la relación con más fuerza. Para darse una nueva oportunidad que les ha llevado a vivir el maravilloso momento en el que se encuentran.

Fuente: Leer Artículo Completo