La surrealista respuesta de Angela Dobrowolski a la prensa: así rompe su silencio tras el presunto intento de asesinato de Josep María Mainat

Desde que saliera a la luz el escándalo de ese presunto intento de asesinato de Josep María Mainat a manos de su mujer, Angela Dobrowolski, habíamos leído la versión de él, pero no sabíamos nada de ella. El productor emitía un comunicado para pedir respeto, sobre todo por sus hijos, y para subrayar que la Justicia está manos a la obra con este caso que se ha convertido en el auténtico culebrón del otoño.

Ella, no se había pronunciado. Sí lo había hecho su abogado a través de Laura Fa en ‘El programa de Ana Rosa’, asegurando que la historia podría dar un giro radical, pero que ella tenía que jugar con los tiempos y con las cartas que tiene. Y, por el momento, nos vamos a quedar con la incógnita de cuáles son.

Porque Angela ha hablado, pero lo que ha dicho y nada, viene a ser lo mismo. Sucedió ayer. La prensa estaba esperando su salida de la casa de Mainat, de donde tenía que salir ella. Lo hacía. Con una peluca distinta a la que le habíamos visto el pasado lunes (ya explicamos los motivos por los que aparecía de esta guisa). Un reportero de ‘Ya es mediodía’ era el encargado de relatar el extraño momento vivido con ella.

“Hace unos minutos hemos vivido una situación surrealista“, comenzaba antes de señalar que Dobrowolski llevaba una bandeja con cinco cruasanes de chocolate, un detalle esencial para contextualizar lo sucedido. “¿Por qué hablar si se puede comer?“, era lo único que salía de su boca mientras ofrecía a la prensa la bollería que llevaba en la mano.

Efectivamente, conserva su halo de misterio. Seguimos a la espera de que dé el paso al frente y podamos saber qué es lo que está pasando por su cabeza después de haberse convertido en protagonista de la crónica social, aunque estuvo a punto de serlo (presuntamente) de la de sucesos.

Fuente: Leer Artículo Completo