La princesa Ana se quita el luto por el duque de Edimburgo: su marido, Timothy Laurence, la acompaña a un homenaje a los soldados caídos

La princesa Ana de Inglaterra se ha quitado el luto por el duque de Edimburgo fallecido el 9 de abril y cuyo funeral se celebró hace una semana. Dese entonces hemos podido ver en actos públicos a muy pocos miembros de la familia real británica. En realidad, solo a Kate Middleton y el príncipe Guillermo que visitaron el miércoles, el día del 95º cumpleaños de la reina Isabel II, a los cadetes del aire de East Ham. La duquesa de Cambridge aún optó por vestir de negro con un abrigo de D&G de inspiración militar. Sin embargo, el fin del periodo de luto llegó, al menos a las redes sociales de la Casa Real británica, un día después, el jueves. Puede que eso suponga también una extensión al conjunto de sus integrantes, que poco a poco comienzan a recuperar la actividad tras el duro golpe que ha supuesto el adiós al príncipe Felipe.


La princesa Ana y su marido, el discreto vicealmirante Timothy Laurence, han sido los encargados de representar a la familia real en los actos del Día del Anzac, cuando se rinde homenaje a los soldados de Australia y Nueva Zelanda fallecidos en una guerra o misión de paz. Es bastante poco habitual que la princesa y Laurence asistan juntos a un acto oficial y mucho menos solos, aunque puede que ahora comience una nueva etapa para ambos en cuanto a sus papeles en la Corona británica.

La princesa ha cambiado el color negro -que ha mantenido Timothy Laurence-por el morado para participar, desde el amanecer, en distintos homenajes realizados en Londres, siempre reducidos y respetando la distancia social. Ha recuperado un sombrero y un abrigo que le hemos visto en ocasiones anteriores, como en las navidades de 2019 en Sandringham, que ha lucido con un pañuelo en un tono más suave. Del abrigo ha prendido sus medallas y las amapolas en memoria de los caídos. Con guantes negros, bolso bajo el brazo del mismo color y botas de caña alta con tacón bajo, la princesa ha depositado una corona de amapolas en uno de los monumentos en recuerdo a los soldados.

Aunque la princesa y el vicealmirante han sido los únicos royals que han estado de forma presencial en este homenaje, el resto de la familia también ha recordado a los fallecidos en este poco usual Día del Anzac, y así han querido mostrarlo el príncipe Guillermo y Kate Middleton.

https://www.instagram.com/p/COD7JIMFpEi/

A post shared by Duke and Duchess of Cambridge (@kensingtonroyal)

En sus redes sociales ha publicado un vídeo con el que se ve al hijo del príncipe Carlos sentado en su despacho escribiendo una nota, en su nombre y en el de la duquesa,dirigida a la Altas Comisiones de Nueva Zelanda y Australia en Londres. Tras rubricar el mensaje e introducirlo en un sobre se lo lleva personalmente junto a dos paquetitos de galletas. En el vídeo solo se ve una mano que recorre la capital británica para llegar a la casa de Australia y a la de Nueva Zelanda con las cartas y los dulces, por lo que lo lógico es que no haya sido el príncipe el encargado de la especial entrega.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo