La princesa Amalia de Holanda y su directo en Instagram

La nueva generación de royals tiene que lidiar con algo a lo que sus padres no se enfrentaron: las redes sociales. Una potente arma de comunicación que también puede jugar malas pasadas. Pero quien parece no tenerles miedo en absoluto es la princesa Amalia de Holanda, la hija mayor de Máxima de Holanda y llamada a ser reina de los Países Bajos. Y es que su último directo en Instagram está lejos de ser norma habitual en las casas reales.

La princesa Amalia ha mantenido una distendida charla con Claudia de Breij, autora del libro Amalia, que sale a la venta hoy y repasa la vida de la joven con motivo de su 18 cumpleaños, el próximo 7 de diciembre. Una conversación en video en la que la princesa y la escritora repasan su colaboración y charlan de manera distendida sobre el resultado final.

A post shared by Koninklijk Huis (@koninklijkhuis)

En un vídeo lleno de complicidad y risas, la princesa Amalia muestra su lado más cercano, que también se refleja en esta biografía que ya es tradición en la casa real holandesa al cumplir los 18 años. La princesa Amalia y Claudia de Breij visitaron juntas algunos de los lugares más importantes para ella, como las Caballerizas Reales, la playa y su colegio. Han tenido conversaciones sobre su motivación para renunciar a su paga (30.000 euros mensuales) hasta que finalice sus estudios, su afición a preparar cócteles, o cómo montar a caballo le ayuda a aclarar su mente. Y no dejaron escapar la ocasión de hablar sobre los pros y los contras de las redes sociales.

Un vídeo en el que la hija de Máxima de Holanda se muestra jovial, abierta y accesible, rompiendo la habitual barrera que establecen los royals y demostrando que no está lejos de una joven cualquiera de su edad.

El libro promete ser un éxito de ventas e incluye fotos inéditas pertenecientes al álbum familiar de la princesa Amalia. La princesa también ha contado cómo está dispuesta a volcarse en el servicio a su país e incluso ha abordado qué sucederá si la persona con la que decide compartir su vida no cuenta con la aprobación del Parlamento: «Si es el hombre que me apoya, a quien amo, con quien quiero pasar mi vida y el parlamento no lo aprueba, bueno, entonces tendremos que ver qué hago. No puedo elegir por mi cuenta».




Fuente: Leer Artículo Completo