La Navidad más descorazonadora para Mila Ximénez: sola y luchando contra el cáncer

Mila Ximénez está atravesando un momento complicado. Mucho. Tanto como que, a ese cáncer que le diagnosticaron el pasado verano, se une la circunstancia de que la pandemia va a obligar a la colaboradora de ‘Sálvame’ a vivir las Navidades sola. Algo que le provoca un desgarro por dentro que manifestaba en plató en medio de un mes complicado.

Porque su enfrentamiento con Lydia Lozano provocaba que explotara. Ha tratado de llevar la situación, la de la enfermedad y su reincorporación al trabajo con la mayor normalidad que le fuera posible, con calma. Pero ha “petado”, como ella misma calificaba sin dar ningún rodeo. Como es ella.

¿Qué le pasa a Mila, más allá de la dureza y la factura psicológica que le está pasando la enfermedad? La circunstancia de que Lydia dejara de hablarle le ha causado “mucha ansiedad“, porque ha pasado una semana “muy jodida”. Ximénez no se andaba por las redes: necesitaba “que se arreglara el tema para bien o para mal, porque era muy incómodo”.

Me toca afrontar una Navidad en la que no tengo a nadie”

Lo arreglaban, pero ella aún quería deshogarse más ante sus compañeros y la audiencia. Porque esa soledad en medio de la que va a tener que hacer frente a estas fechas festivas, tiene a Mila destrozada: “Tengo que armarme de muchísima fuerza, porque me toca afrontar una Navidad en la que no tengo a nadie, Alba y los niños están confinados. Sé que no despego el pie del acelerador, pero es que tengo un camino muy marcado y todo pasa por estar bien, pero pienso que llevo una bomba dentro del cuerpo y a veces cuesta trabajar“.

Acostumbrados a verla con una fortaleza y un carácter que son su seña de identidad, costaba escuchar cómo explicaba que no tiene “fuerzas para tirar de nadie”. Eso sí, se comprometía a intentar controlar sus sentimientos y pasar las fiestas de mejor manera posible, aún distanciada (por kilómetros) de sus seres queridos.

Fuente: Leer Artículo Completo