La emotiva carta con la que Sara Carbonero agradece a su hermana el apoyo en su lucha contra el cáncer

Que Sara Carbonero es uno de los personajes más mediáticos de nuestro país no es ningún secreto. Como tampoco que su única hermana, Irene, prefiere la discreción. Son muy pocas las veces que la hemos visto, y parece que es porque, incluso, trata de escapar de las fotos. Así comienza la carta abierta que le ha dedicado la periodista para agradecerle el apoyo que ha supuesto para ella tenerla en los momentos más duros de su batalla contra el cáncer.

Es en el perfil de Instagram de Sara donde encontramos esas palabras cargadas de emotividad y que comienzan: “Me ha costado un mundo encontrar una foto porque nunca quieres salir en ellas, pero hoy la ocasión lo merecía. La vida nos hizo invertir los papeles y que tuvieras que cuidarme tú a mí, a nosotros, siendo la hermana pequeña. Una prueba que no te tocaba vivir pero que te ha hecho todavía más grande. Cuánto has crecido de golpe”. 

La vida nos hizo invertir los papeles y que tuvieras que cuidarme tú a mí”

“Este último año hemos compartido ratos de todos los colores y salvo dos veces contadas nunca has perdido la sonrisa de la cara, esos ojos que brillan más que ningunos y se ríen aunque por dentro estés rota. Una de las cosas más difíciles, cuando llegan situaciones que lo descolocan todo y te rompen los esquemas, es entender y aceptar que la vida a veces no tiene lógica, que el destino se equivoca y que aunque tendría que ser yo la que te protegiera y velara por ti, ha sido todo lo contrario”, continúa el relato de la periodista. 

Nunca te has quejado de nada, siempre al pie del cañón con una palabra positiva y un buen gesto, aún cuando la espalda se resentía de las noches de sofá en el hospital, o cuando el mismo día que empezabas un nuevo trabajo llena de ilusión, me operaron y tuviste que cambiar tus planes . – ¿Qué hay hoy en la tele? ¿ Te doy un masaje? – decías, y de repente la peor de las experiencias se convertía en un mero trance”, recuerda todos y cada uno de los detalles con los que le echó una mano para permanecer en pie. 

Carbonero le da a su hermana un papel importante en esta victoria: “Ahora, desde la calma y la perspectiva que nos ha dado el tiempo, podemos decir que lo logramos juntas, porque sin ti no habría podido“. Y añade: “Dicho todo esto, prepárate de nuevo para mis regañinas de hermana mayor, mis consejos aunque no me los pidas, mis WhatsApp para ver si has llegado bien a casa, para que dejes de fumar, de morderte las uñas y un montón de cosas más. Ya no te libras de mi, no pienso soltarte la mano nunca. 

“Hoy es tu cumpleaños y todos los que te queremos y tenemos la enorme fortuna de compartir nuestra vida contigo lo celebramos. Quizá yo un poquito más, porque no me cabe el orgullo en el pecho. Sé que estas cosas no te gustan pero déjame presumir un poquito de hermana y de tía. La mejor que mis hijos podrían tener. Disfruta de tu día y tu vida. ¡Feliz cumpleaños, enana!”, desvela Sara que ha aprovechado ese aniversario para darle un reconocimiento ante sus ‘followers’. “Y recuerda que:  ‘I am brave, I am bruised I am who I’m meant to be, this is me'”, remata.

View this post on Instagram

Me ha costado un mundo encontrar una foto porque nunca quieres salir en ellas, pero hoy la ocasión lo merecía. La vida nos hizo invertir los papeles y que tuvieras que cuidarme tú a mi, a nosotros, siendo la hermana pequeña. Una prueba que no te tocaba vivir pero que te ha hecho todavía más grande. Cuánto has crecido de golpe. Este último año hemos compartido ratos de todos los colores y salvo dos veces contadas nunca has perdido la sonrisa de la cara, esos ojos que brillan más que ningunos y se ríen aunque por dentro estés rota. Una de las cosas más difíciles, cuando llegan situaciones que lo descolocan todo y te rompen los esquemas, es entender y aceptar que la vida a veces no tiene lógica, que el destino se equivoca y que aunque tendría que ser yo la que te protegiera y velara por ti, ha sido todo lo contrario. Nunca te has quejado de nada, siempre al pie del cañón con una palabra positiva y un buen gesto, aún cuando la espalda se resentía de las noches de sofá en el hospital, o cuando el mismo día que empezabas un nuevo trabajo llena de ilusión, me operaron y tuviste que cambiar tus planes . – ¿Qué hay hoy en la tele? ¿ Te doy un masaje? – decías, y de repente la peor de las experiencias se convertía en un mero trance. Ahora, desde la calma y la perspectiva que nos ha dado el tiempo, podemos decir que lo logramos juntas, porque sin ti no habría podido . Dicho todo esto, prepárate de nuevo para mis regañinas de hermana mayor, mis consejos aunque no me los pidas, mis WhatsApp para ver si has llegado bien a casa, para que dejes de fumar, de morderte las uñas y un montón de cosas más. Ya no te libras de mi, no pienso soltarte la mano nunca. Hoy es tu cumpleaños y todos los que te queremos y tenemos la enorme fortuna de compartir nuestra vida contigo lo celebramos. Quizá yo un poquito más, porque no me cabe el orgullo en el pecho. Sé que estas cosas no te gustan pero déjame presumir un poquito de hermana y de tía. La mejor que mis hijos podrían tener. Disfruta de tu día y tu vida. ¡ Feliz cumpleaños, enana! Y recuerda que : “ I am brave, I am bruised I am who I'm meant to be, this is me”. #32 #lasuertedemivida #felizcumpleaños #sister #yacasimepillas

A post shared by Sara Carbonero (@saracarbonero) on


Fuente: Leer Artículo Completo