La dramática vida de Paqui España, la hija ilegítima de Paco Gento

Corría el año 1957 cuando el exjugador y hoy presidente honorífico del Real Madrid, Francisco (Paco) Gento conocía en Madrid a una bailarina, apodada Paquita España, con quien supuestamente habría tenido una relación de dos años, fruto de la cual nacería Paqui España, de 60 años, quien hoy, después de seis décadas y varios intentos de aproximación sin éxito con el que ella asegura que es su padre, ha decidido demandarle para pedirle las pruebas de paternidad.

A pesar de que su madre, que ahora tiene 85 años, no quiere remover más el pasado, y por ello su hija prefiere mantenerla al margen de todo, Paqui sí que está dispuesta, con el apoyo de sus tres hijos —Antonio de 38, David Murcia España, de 34 años y Sara de 25— llegar hasta el final. Para ello ha contratado a Fernando Osuna, el mismo letrado que ha conseguido resolver los casos de El Cordobés y de Javier Sánchez, hijo de Julio Iglesias.

‘Hoy Corazón’, estuvo con Paquita en Málaga, ciudad en la que vive, y conversó con ella. Esta es su historia.

Corazón ¿Cómo y cuándo se conocieron su madre y Paco Gento?

Paqui España Ella era bailarina de español y él era futbolista. Tuvieron una relación más o menos de dos años y futo de esa relación nací yo, el 2 de agosto de 1959. Yo estuve casi dos años en Madrid con mi madre, y luego me fui a Málaga con mis abuelos maternos y mi tía, con los que me crié.

C. ¿Y su madre por qué no vivió con usted?

P. E. Ella tenía que trabajar y viajar mucho y venía a verme con frecuencia.

C. Supongo que no fue fácil para su madre.

P. E. En esa época no solo era mal visto ser madre soltera, sino también ser artista.

C. ¿Cuándo se entera de que su padre era el famoso Paco Gento?

P. E. Desde pequeña mis abuelos y mi madre me lo dijeron, no lo ocultaron. Crecí sabiendo quien era mi padre.

C. ¿Y su madre nunca intentó que él la reconociera como hija?

P. E. Al principio ellos acordaron que aquello se quedaría así para no armar un escándalo porque en esa época el Real Madrid no quería que sus jugadores estuvieran casados. Al pasar los años, ella lo intentó un par de veces, sin éxito. La última vez, un periodista le ofreció sacar la historia a la luz y ella le prestó las fotos originales que tenía con mi padre. Aquel hombre desapareció y luego supimos que le había dado las fotos a mi padre. Nos engañó. A partir de ese momento, mi madre se desilusionó y nunca más quiso volver a hablar de este tema. Ahora tiene 85 años y está muy mayor. Es por eso que ahora que lo he demandado, la mantenemos en un segundo plan.

C. ¿Y usted nunca lo ha visto?

P. E. No. En una ocasión un reportero del Diario Sur, que era amigo de él, me dijo que organizaría una cita en Madrid para conocernos. Yo fui, pero me dijeron que él no quería verme ni saber nada de este tema. Años después, cuando yo tenía 21 o 22 años conseguí su teléfono y le llamé en varias ocasiones, y en alguna de ellas logré hablar con su actual mujer, que conocía la historia de mi madre. Me atendió muy mal y me dijo “que no le molestara más. Que él tenía su vida hecha y no había espacio para mí”.

Su actual mujer me dijo que en su vida no había espacio para mí”

C. ¿Por qué ha tomado ahora la decisión de demandarle?

P. E. Sinceramente yo había dado todo por perdido. Además, siempre he huido de la publicidad. De hecho, mi hijo David apareció en el extinto Aquí hay Tomate (Telecinco) diciendo que era el nieto de Gento y poco tiempo después una persona que se identificó como abogado de mi padre, le llamó y le dijo que «ellos conocían la historia, pero que él ya estaba muy mayor y que no estaba bien de salud, que ya era muy tarde y que dejara las cosas así». En esta ocasión, mi hijo contactó con Fernando Osuna, quien nos ha apoyado desde el principio y me convenció para poner la demanda.

C. Nunca ha tenido el apoyo de su padre y aún así ha sacado adelante a tres hijos.

P. E. Sí, al igual que mi madre y mis abuelos nos sacaron adelante sin ayuda, lo poco que tengo nadie me lo ha regalado. No ha sido fácil.

C. ¿Le gustaría conocer a su padre y tener una buena relación?

P. E. ¿Crees que a estas alturas vale la pena decirle algo? Él supo desde el principio de mi existencia y nunca ha querido saber nada de mí. Me ha negado muchas veces. Él tenía una responsabilidad y nunca se ocupó de mí; ni tan siquiera en la distancia. No tiene justificación ni perdón. Solo le diría que traté de hacer todo esto en privado, pero su negativa me ha llevado a demandarle y a hablar por primera vez.

C. Entonces, ¿qué busca?

P. E. Por supuesto el reconocimiento y también, para qué mentirte, si me corresponde un dinero por ser quien soy, no lo voy a rechazar. Lo he pasado muy mal y ese dinero, al igual que a mis hermanos, me pertenece.

C. Viendo las fotos de Gento, cuando era joven, hay un gran parecido entre ustedes.

P. E. Sí, tenemos la misma nariz y la misma mirada. El parecido es obvio.

Demandado en Madrid

Puestos en contacto con Fernando Osuna, el abogado de Paquita, nos explica en qué fase está la reclamación judicial. “Hemos presentado una demanda de Juicio declarativo verbal en virtud de los previsto en el artículo 134 del código Civil acción de determinación legal de filiación no matrimonial en contra de Francisco Geto López en el Juzgado de primera Instancia en Madrid”, a la que ha tenido acceso este medio.

“A pesar de que se ha publicado que teníamos una prueba de ADN, lo cierto es que lo intentamos, pero no pudimos completarla, sobre todo por un tema económico, ya que esta familia carece de medios. Aún así, no descartamos hacerlo si hiciera falta. Igualmente tenemos muchas pruebas, y testimonios que nos ayudarán”, afirma el letrado.

“En cuanto a la posibilidad de que Gento no se presentara para hacerse las pruebas, alegando problemas de salud u de otra índole, nosotros pediríamos muestras de sus familiares más cercanos“, concluye Osuna.

Fuente: Leer Artículo Completo