La condición de la reina Isabel II para que la boda de Beatriz de York se celebre

Poco a poco, las cosas se van calmando en Buckingham Palace. O eso parece, que cuando las aguas bajan tranquilas, en los últimos meses, siempre hay una foto o una información para agitarlas. Lo último había sido la cancelación de la fiesta de compromiso de Beatriz de York, algo que había llevado a pensar que la celebración del enlace corría peligro.

Sin embargo, la prensa británica asegura que la reina Isabel II, la misma que ha tomado las riendas de la complicada situación familiar tras la relación del príncipe Andrés con el Caso Epstein, ha dado luz verde para que su nieta siga adelante con sus planes, si bien es cierto que le habría puesto una condición innegociable.

Aún no se conoce ni el lugar ni la fecha, pero la monarca le ha indicado que hay un día en el calendario que no puede usar: el 16 de junio. Ese día se celebran las carreras de caballos de Ascot e Isabel de Inglaterra no está dispuesta a renunciar a esa tradición, ni siquiera por la celebración de un enlace familiar.

Así que han comenzado las quinielas y las especulaciones sobre el día que elegirán Beatriz de York y Edoardo Mapelli Mozzi para ese ‘sí, quiero’. Por el momento, las teorías apuntan a que será antes de ese 16 de junio. Quizás porque, cuanto antes, menos posibilidades hay de que sigan saliendo trapos sucios e Isabel II se arrepienta de haberles dicho que sigan adelante.

Sea como fuere, la princesa sigue destrozada por cómo lo está pasando su padre en medio del escándalo. Aseguran que no para de llorar desde entonces y que toda esta polémica está empañando, de manera irremediable, el que debería ser el día más feliz de su vida.

Fuente: Leer Artículo Completo