Kiko Rivera: "Le deseo mucha suerte a mi hermana"

Kiko Rivera ha empezado con fuerza el mes de septiembre. El pasado miércoles actuaba por primera vez en Ibiza como DJ y a final de mes tendrá lugar la reapertura de la discoteca Hoyo, ubicada en Sevilla, a la que se ha decidido ligar profesionalmente. Según ha podido conocer esta revista, Kiko Rivera no solo prestará su imagen, sino que también ha adquirido gran parte del accionariado de la sala. No será gerente ni llevará las cuentas, pero sí quiere tener una implicación total. Sin embargo, está convencido de que puede relanzar el negocio rodeándose de otros artista para que acudan semanalmente a realizar actuaciones que sirvan como reclamo para el público.

Aunque la reinauguración está prevista para el próximo 28 de septiembre, ‘Corazón’ también ha podido saber que será el día 24 cuando Kiko reúna en las instalaciones a sus más íntimos amigos y familiares para celebrar el inicio de su nueva vida como empresario. Será el pistoletazo de salida a una aventura en la que el cantante no solo ha invertido mucha ilusión sino también bastante dinero: “es una apuesta arriesgada, pero estoy muy contento y muy bien rodeado para que todo salga como está previsto”, afirma Kiko a esta publicación.

No estará solo en una noche que se prevé muy especial. Su madre, Isabel Pantoja, también está invitada a la fiesta y, salvo cambios de última hora, su presencia está confirmada. Será la segunda vez en la que la tonadillera, ahora ligada a Mediaset, apoye públicamente a su hijo en el terreno profesional. Lo hizo también en 2017 cuando Kiko debutó como cantante precisamente también en una conocida discoteca hispalense.

Buenos deseos

La que no ha recibido todavía la invitación ha sido Isa Pantoja. La relación entre los hermanos atraviesa su época más complicada. Las provocaciones de la joven —que también debutará como cantante el próximo 13 de septiembre con un single de reguetón—, ha hecho casi imposible un acercamiento. Aún así, Kiko —al igual que su madre— no dudan de que Isa P pueda conseguir hacerse un hueco: “le deseo mucha suerte, ojalá le vaya bien, no deja de ser mi hermana”, afirma, no sin esconder su evidente sorpresa. Las comparaciones pueden ser odiosas.

Fuente: Leer Artículo Completo