Kate Middleton se viste ‘de princesa’ para cumplir la promesa que le hizo a una niña con cáncer

Kate Middleton está realizando, junto al príncipe Guillermo, un exitoso –y estiloso– viaje por Escocia. Durante el periplo, la duquesa de Cambridge ha tenido tiempo para emular a Lady Di, con un exquisito conjunto de Zara orquestado en azul klein, con blazer y falda plisada; vestirse de condesa de Stateharn –título por el que es conocida en la zona– con un abrigo de Massimo Dutti camel de lo más favorecedor y elegante, pero también de cumplir una promesa muy especial.

https://www.instagram.com/p/CPYpeRClcoe/

A post shared by Duke and Duchess of Cambridge (@dukeandduchessofcambridge)

El proyecto de fotografía de Kate Middleton, Hold Still, surgió durante la primera ola de la pandemia, cuando Europa se sumía en el confinamiento más duro. Entonces, la duquesa de Cambridge decidió que era buena idea instar a la gente a retratar cómo estaban conviviendo con el coronavirus. El resultado fue una selección de imágenes entrañables, algunas más duras que otras, pero todas con significados bonitos y esperanzadores. Entre ellas destacan la de Mila Sneddon, una niña de cinco años que entonces recibía quimioterapia, saludando a su padre desde la ventana de la cocina, en referencia a la distancia social a la que nos ha sometido la pandemia. Hace apenas un mes que Kate Middleton charló con ella por videollamada, prometiéndole que vestiría de rosa cuando pudieran verse en persona. La niña y su familia han sido invitadas a la residencia de la familia en Edimburgo, el palacio de Holyroodhouse y la duquesa ha cumplido su promesa.

Lo ha hecho con un vestido de la firma que también le gusta a Sofía de Wessex, ME+EM. La silueta de la prenda es una de las favoritas de Middleton, además de ser también muy favorecedora. Con el pecho y la parte delantera de la falda tableados en diferentes tamaños, la prenda combina los tonos fucsia y chicle creando un bicolor muy favorecedor y perfecto para la ocasión. Va anudado a la cintura con un lazo ancho que Kate ha cambiado por un cinturón estrecho mucho más discreto y su precio supera los 600 euros. Ella lo ha llevado con el pelo semirrecogido y unos salones de terciopelo rosa palo, más oscuros que el resto de la prenda.

“Hola, Mila, ¡mírate! Quiero darte un gran abrazo, es genial poder conocerte en persona”, le dijo la duquesa a la pequeña nada más verla. Además de elogiar el conjunto de la menor, orquestado también en rosa como el de Kate, pero en una versión más pastel que la de ella. "Me encanta tu vestido, ¿puedes hacer un pequeño giro? Y tus zapatos", terminaba diciéndole.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo