Irene Urdangarín: los 16 años de la nieta favorita de doña Sofía

Irene se ha convertido en una adolescente con personalidad propia. Lo pudimos comprobar cuando visitó a su abuelo Don Juan Carlos en uno de sus últimos ingresos hospitalarios. Acudió con su madre, la Infanta Cristina, y sus hermanos, vestida de forma informal, con vaqueros de color y camisa blanca, un estilo algo distinto al de sus primas la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, con las que parece que no tiene demasiada relación. En estas apariciones, Irene se ha mostrado discreta y amable ante los fotógrafos. Hoy es un gran apoyo para su madre, mientras su padre, Iñaki Urdangarín, continúa en Vitoria en un régimen de semi-libertad.

Irene de Todos los Santos Urdangarin y Borbón vino al mundo el 5 de junio de 2005 en la clínica Teknon de Barcelona. Es la sexta nieta de los reyes Juan Carlos y Sofía, y la cuarta hija de la Infanta e Iñaki Urdangarín, entonces Duques de Palma. Irene era un regalo muy esperado en una familia donde todos eran varones: el primogénito, Juan Valentín, nacido en 1999; Pablo Nicolás, en 2000, y Miguel, en 2002. Ocupa el décimo puesto en la línea de sucesión al trono y disfruta de Grandeza de España y tratamiento de Excelencia, por ser hija de una Infanta. Fue bautizada en los jardines del Palacio de la Zarzuela. Sus padrinos son Rosario Nadal, ex esposa de Kyril de Bulgaria, y Pedro López-Quesada, marido de Cristina de Borbón Dos-Sicilias, hija del Infante don Carlos de Borbón-Dos Sicilias. Todos ellos íntimos amigos de doña Cristina y un apoyo incondicional en estos últimos años. Irene llevó el faldón de cristianar con el que bautizaron a Don Juan Carlos en Roma, en 1938, y recibió agua del río Jordán, una tradición de la Familia Real Española.

Irene sigue sus estudios de Bachillerato, en Ginebra, mientras su padre sigue cumpliendo condena en Vitoria y sus hermanos ya se han convertido en jóvenes adultos con una vida propia. Juan, al parecer un joven de fuertes convicciones religiosas, vive en Madrid donde estudia tras un año sabático en el que realizó labores de voluntariado en Camboya y tras cursar algunos cursos de Relaciones Internacionales en la Universidad de Exeter (Reino Unido); Pablo vive en Barcelona, donde estudia y se entrena con el Barça de balonmano; y Miguel estudia Ciencias Ambientales en Londres. Es habitual que visiten discretamente a su abuela, la reina emérita, en La Zarzuela. Parece que es Juan, el mayor, con quien Irene tiene más complicidad.

La benjamina de los Urdangarín empezó su escolaridad en Washington, con cuatro años, en el Liceo Francés, cuando sus padres se mudaron al barrio de Chavy Chase, en 2009. Tres años después, la familia volvía a Barcelona, y tanto ella como sus hermanos continuaban sus estudios en el Liceo Francés de la ciudad. En Ginebra acude a la Escuela Internacional, situada a pocos kilómetros de su casa, y uno de los mejores y más elitistas centros escolares del mundo, frecuentado por hijos de empresarios, diplomáticos y aristócratas. Irene habla perfectamente inglés y francés.

https://www.instagram.com/p/CLPXAGcFfIl/

Una publicación compartida de Irene Urdangarin Y De Borbón (@irene_urdangarin)

Aunque no tiene gran relación con su tío Felipe VI y sus primas, Leonor y Sofia, no ocurre lo mismo con los hijos de la Infanta Elena, especialmente con Victoria Marichalar. Parece que son uña y carne, a pesar de que se llevan cinco años de diferencia. Con ella ha compartido los cursos de vela en Mallorca, sufragados por doña Sofía todos los veranos, ha acudido a espectáculos musicales y ambas se intercambian mensajes cariñosos en Instagram, en sus cuentas privadas. Irene viaja también con cierta frecuencia a Madrid para visitar a su abuela y pasar jornadas de compras con ella y Victoria, y a Barcelona para ver a sus antiguas amigas de colegio o para visitar a parte de la familia Urdangarin que vive en la ciudad.

Irene es una gran deportista, como sus padres y sus hermanos. Su pasión son el esquí, la natación y la vela, que sigue practicando en Mallorca. Participa además, cada año, en la maratón de 20 kilómetros de Ginebra. Este invierno Irene acompañó a su madre a la boda de su primo Felipe de Grecia y Nina Flohr, celebrada en Saint-Moritz, en pleno confinamiento. Pudimos ver a la joven con una cazadora de cuero, a la última.

Fuente: Leer Artículo Completo