Irene Rosales aclara su boda ‘falsa’ con Kiko Rivera: »Se nos extraviaron unos papeles»

  • Repasamos el árbol genealógico del clan Pantoja
  • Kiko Rivera: los momentos que más han marcado su vida
  • Las mejores fotos de la vida de Isabel Pantoja

    Irene Rosales ha reaccionado a una de las noticias más impactantes de la jornada. Según ha publicado La Razón, Kiko Rivera habría perpetrado toda una farsa el día de su boda, la cual tuvo lugar el 7 de octubre de 2016, engañando así a su esposa y a todos los invitados, entre los que se encontraba su madre, Isabel Pantoja. Al parecer, el DJ, ante la insistencia de Rosales de pasar por el altar, decidió organizar el enlace de cara a la galería, pero sin luego formalizarlo para que tuviera validez legal. De esta forma, mataba dos pájaros de un tiro: amortizaba la ceremonia a golpe de exclusiva al mismo tiempo que conseguía contentar a su pareja, con la que llevaba dos años. Según la versión que maneja el diario, esto se debió a que, por aquel entonces, el hijo de Paquirri e Isabel Pantoja no estaba muy convencido de que su relación con la andaluza fuese a funcionar, por lo que, de cara a un futuro, así sería mucho más fácil acabar con la relación.

    Sin embargo, la que fuera colaboradora de ‘Viva la vida’ acabó enterándose del engaño con el nacimiento de su hija Carlota, el 30 de enero de 2018. Con la mosca detrás de la oreja al no entender que, estando casados, tuvieran que ir obligatoriamente ambos a inscribir a la pequeña, al llegar al Registro Civil descubrió que los dos figuraban como solteros en el apartado de estado civil. Esto originó una gran discusión que desembocó en una crisis en la pareja.

    Un año después, a principios de 2019, poco antes de que la pareja participase en ‘GH Dúo’, Kiko Rivera e Irene Rosales acudieron al juzgado de Castilleja de la Cuesta para iniciar los trámites, siendo a su salida del reality cuando, finalmente, firmaron su unión matrimonial. En el discreto acto civil, que tuvo lugar el 24 de abril de 2019, los contrayentes tan solo estuvieron acompañados por los dos testigos: Francisco José Sánchez, representante y amigo de Kiko, y María de los Ángeles Tovar, una de las mejores amigas de Irene.

    Irene Rosales lo aclara todo

    La versión que maneja el periódico dista mucho a la que ha ofrecido Irene Rosales en ‘Viva la vida’. La esposa de Kiko Rivera, a través de una llamada telefónica, ha hablado con el equipo del programa y, aunque confirma que sí que formalizaron la relación mucho tiempo después de que escenificaran su boda, en ningún momento fue engañada por el cantante.

    Según ha explicado, tuvieron varios problemas a la hora de entregar los papeles al haberse casado en una localidad distinta a la que residen, lo que llevó a que todo el proceso se dilatara en el tiempo. “Cuando fui yo a pedir todas las citas para el ayuntamiento de Castilleja, cada vez que me iban a dar la cita no podía porque en ese momento yo no podía. Simplemente es por el hecho de que yo tuve que ir posponiendo durante varios meses la boda porque mi padre en esa época estaba muy malo”, afirma. Cabe recordar que Irene Rosales durante mucho tiempo tuvo que dedicarse en cuerpo y alma a atender a su progenitor, el cual era dependiente por culpa de un tumor cerebral, hasta su fallecimiento en 2020.

    Fuente: Leer Artículo Completo