Harry y Meghan ya tienen pisito de enamorados: una mansión de casi 15 millones de dólares con un plus, serán vecinos de Oprah

La publicación del libro “En libertad” donde se cuentan todos los secretos de la historia de amor de Meghan y Harry y su huida a Estados Unidos ya está a la venta. Sin embargo, el bombazo ha sido eclipsado por la nueva casa de la pareja en Estados Unidos. Una mansión (que cualquiera querría) en Montecito y por la que han pagado la friolera de 14.7 millones de dólares. Podríamos comenzar el artículo con florituras sobre los secretos destapados en el libro, pero repetimos: 14.7 millones de dólares.

El matrimonio compró la propiedad el 18 de junio y se mudará en algunas semanas, dejando así la mansión de 12 habitaciones de Tyler Perry en la que llevan hospedándose 6 semanas y que ha servido de hogar dulce hogar para los duques en su estancia en Berverly Hills. ¿Por qué se han gastado tanto dinero en una casa cuando aún deben pagar 18.000 libras al mes para pagar la remodelación (que asciende a dos millones y medio de libras) que le hicieron a su casa de Frogmore Cottage? Según fuentes dercanas a la pareja que han hablado el medio inglés ‘Daily Mail’, el matrimonio querría un nuevo comienzo para criar a su familia y mantenerse alejados del ojo público, sin importar el precio.

La zona que han elegido, lo garantiza. Se trata de un vecinadario lleno de estrellas: desde Ellen DeGeneres hasta Oprah donde la alta seguridad se da por hecho y todas las casas tienen caminos privados para entrar y grandes verjas que prometen intimidad en la propiedad. ¿Cómo ha pagado la pareja su nuevo nidito de amor? Las malas lenguas dicen que ha sido el príncipe Charles quien ha ayudado a su hijo a comprar la mansión para que pueda comenzar de cero, sin embargo, muchos son los que afirman que esto no sería cierto, ya que la pareja no querría tener nada que ver con la familia real en estos momentos, sobre todo después del Megxit.

¿Qué tiene de especial la mansión? A la vista queda, poniendo de manifiesto que es mejor llorar en un ferrari que debajo de un puente: la propiedad de Santa Barbara cuenta con nueve habitaciones, 16 baños (¿por qué las celebrities se empeñan en tener tantos?), biblioteca, oficina, un spa con una sauna, un gimnasio, una sala de juegos, un cine, una bodega y un garaje con capacidad de cinco coches. Ah, y una pista de tenis… Lo cierto es que así, el exilio, se lleva de otra manera.


Fuente: Leer Artículo Completo