Francine Gálvez: "Akira y Zero iban a ser exterminados. A mi pareja y a mí nos dio pena y nos los quedamos"

Francine Gálvez nació en Camerún, el 13 de septiembre de 1966. Se licenció en Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid en 1989. Empezó su carrera en los informativos de La 2 y con tan solo 23, comenzó a presentar la edición de fin de semana del Telediario, siendo la primera mujer negra en España que desempeñaba esa función. Con una dilatada y polifacética carrera, Francine condujo en el año 2000 en Telemadrid el mítico programa Mamma Mia y el magacín semanal Macumba TeVe, junto a Víctor Sandoval. En 2001 fichó por Antena 3, donde presentó Noche y día, con Isabel Gemio; Rumore, rumore (2001) con Jorge Javier Vázquez y el reality show Confianza Ciega (2002). Ha sido colaboradora de diferentes programas: en Telecinco, con Ana Rosa Quintana, Amigas y conocidas en TVE, y en la actualidad, Está pasando en Telemadrid…

Hoy Corazón Akira y Zero han tenido mucha suerte al cruzarse en el camino con Francine. ¿Usted les salvó de un mal destino?

Francine Gálvez Sí. Estaban a punto de exterminarlos y a mi pareja y a mí nos dio mucha pena y nos quedamos con ellos. La gente es muy irresponsable, no esterilizan a las hembras y cuando tienen muchos cachorros los matan. Yo no tenía ni idea y hay que pensar que son seres vivos…

H.C. ¿Los dos son de la misma camada?

F.G. Son hermanos y tienen dos años. Yo nunca había tenido gatos, siempre tuve la impresión de que eran más intranquilos, independientes… De pequeña solo tuvimos pájaros, hámster… Somos cuatro hermanos y para mis padres era más que suficiente.

H.C. ¿Cómo ha sido esa primera experiencia gatuna?

F.G. Ha sido muy fácil. Según me dijo el veterinario, el comportamiento de los animales de compañía se ha modificado. Lo han hecho ellos para adaptarse a convivir con el ser humano. Los felinos han cambiado mucho.

H.C. ¿Quiere decir que son uno más en la familia?

F.G. He entendido eso que dice mucha gente: mis mascotas son como mis hijos… Se crea una relación mágica y al final es cierto que se convierten en un miembro más de la familia. Ha sido precioso.

H.C. ¿Se nota los lazos de sangre que tienen Akira y Zero?

F.G. Akira es más pequeña de tamaño, pero es la lideresa. Le provoca mucho y le azuza, es lo que hacía yo de pequeña con mis hermanos.

H.C. ¿Cómo es el día a día de sus felinos?

F.G. Zero es activo durante el día, cariñoso, su hermana es más independiente y no te necesita, aunque los dos parecen más perros que gatos. Cuando llego a casa, salen a recibirme y me explican las cosas en su idioma: «miau, miau, miau…».

H.C. Son muy pequeños, pero los felinos casi siempre intentan escaparse. ¿Le han dado algún disgusto?

F.G. Alguna noche se han escapado y no les ha debido gustar mucho porque no lo han vuelto a intentar. Les dejo la puerta abierta y no se van. Los dos son muy caseros.

H.C. Francine, ¿en qué fase profesional se encuentra?

F.G. Llevo 30 años en esta profesión y me encuentro en plena fase de creación. Tengo una pequeña productora —PromusicTV Audiovisual— y además estoy colaborando con Inés Ballester en el programa Está Pasando, Telemadrid.

“Akira y Zero iban a ser exterminados. A mi pareja Y a mí nos dio pena y nos los quedamos”

H.C. Como dice la canción, 20 años no es nada y 10 más tampoco. ¿Cómo recuerda sus inicios en esta profesión?

F.G. Empecé de becaria en los informativos de TVE. Una experiencia fantástica; además, al año siguiente ya estaba presentando el telediario. Fue una carrera meteórica y daba la sensación de que iba a ser siempre así. Pero como te decía, llevo 30 años en la profesión y cada día examinándome de nuevo y no es que me importe porque creo que te rejuvenece intelectualmente.

H.C. Usted empezó en los informativos, ¿considera que cualquier tiempo pasado fue mejor?

F.G. Echo de menos la personalidad que tenían los corresponsales de TVE, como Rosa María Calaf. Creo que el Periodismo está un poco en caída. La llegada de las redes sociales ha revolucionado la información. Nos encontramos con el fenómeno de las fake news que en mi época no existía. No conozco a ningún periodista de mi generación que no contrastase la información por lo menos tres veces…

H.C. No estar presente en las redes sociales, ¿te hace invisible?

F.G. Me ha costado mucho en mi día a día tener presencia en las redes. Ahora que las utilizo más, estoy siendo consciente de la fortaleza que tienen. Lo veía como otra fuente de exhibicionismo, pero cada vez más lo veo como otra forma de comunicación. Me tengo que poner las pilas, esa revolución tecnológica que hemos vivido en la profesión me cuesta. No es lo mismo tener 20 años y haber nacido digital que tener 50 y venir de…

Fuente: Leer Artículo Completo