Escándalos en redes sociales, polémicas racistas… Así es la ‘rebelde’ princesa Alexia, hija de Guillermo y Máxima de Holanda y compañera de internado de Leonor el próximo curso

La adolescencia no llega a todos los jóvenes por igual, eso está claro, y los 15 años nunca fueron una edad sencilla. Mucho menos si, como Alexia de Holanda, estás en el objetivo mediático y cada uno de tus actos genera titulares y da de qué hablar. La hija mediana de los Reyes Guillermo y Máxima compartirá internado en Gales con nuestra Princesa Leonor, y mientras una parece que ha salido un tanto “rebelde”, la heredera española, tal y como vimos en documental de Amazon Prime Vídeo, parece un dechado de corrección, formalidad y buenas maneras. ¿Dejará una ‘madre tigre’ como la Reina Letizia que las princesas se hagan amigas en el exclusivo colegio en el que estudiarán juntas el próximo curso?

A diferencia de las hijas de nuestros Reyes, a menudo criticadas por parecer, precisamente, demasiado aniñadas para su edad, las ‘teen royals’ holandesas están en el extremo opuesto. Se generó polémica por el excesivo uso de Photoshop que hicieron en el retoque de los últimos retratos reales, por el sueldo que cobraría la heredera sin tener aún casi funciones institucionales y Alexia, la mediana, la ha ‘liado’ unas cuantas veces con las redes sociales en estos últimos años.

Como decimos, Alexia de Holanda es la hija mediana de Guillermo y Máxima, por lo que (al igual que la Infanta Sofía), es la segunda en la línea de sucesión al trono, una posición más “cómoda” y menos exigente que la que tienen las herederas. Desde este lugar, la joven princesa se ha permitido unas cuantas licencias completamente normales en una joven de su edad, pero que le han valido el cartel de rebelde en el a menudo férreo ambiente monárquico.

Amante del maquillaje (un toque de máscara de pestañas aquí, un poco de ‘contouring’ allá), los tacones y las poses de influencer, el estilo ‘it girl’ de Alexia de Holanda nada tiene que ver con los vestidos aniñados y las trencitas que hasta ahora lucía nuestra Leonor. De ahí que el primer ‘escándalo’ saltara cuando solo tenía 13 años y se descubrió que la princesa tenía una cuenta privada en redes sociales (con otro nickname, por supuesto) en las que compartía fotos de sus looks y pedía opinión a sus seguidores.

Pero no fue el peor: un año después se la acusó de racista por un vídeo en Tik Tok en el que aparecía junto a unas amigas. ¿El motivo? El grupo de jóvenes aparecía cantando ‘In the party’, de Flo Milli, y en una de las controvertidas estrofas de la letra, se dice la palabra ‘nigga’, un término despectivo en inglés (americano) para referirse a las personas negras. Aunque en ese momento Alexia ni siquiera abre la boca para hacer playback, cuando se filtró el vídeo corrieron ríos de tinta: a las acusaciones de racista a la princesa se sumó la polémica por el uso de las redes sociales sin control entre menores. Las autoridades holandesas tuvieron que tomar cartas en el asunto y el vídeo terminó desapareciendo.

Aunque parece que las dos princesas están viviendo su adolescencia de una forma totalmente diferente, su educación, su condición de ‘royal’ y el hecho de compartir el español como lengua materna (aunque las dos dominan el inglés a la perfección) podría unir a Leonor y Alexia en el UWC Atlantic de Gales el próximo curso, y reconocemos que nos encantaría que hicieran ‘pandilla’ en el internado. ¿Os imagináis la fantasía que sería una cuenta de ‘compiroyals’ en redes sociales?

Fuente: Leer Artículo Completo