El príncipe Harry cuenta cómo se congeló su pene

Oír al príncipe Harry decir «almohadilla para el pene» en un programa de entrevistas nocturno no estaba entre mis apuestas para 2023. Pero sí, lo dijo. El duque de Sussex recientemente hizo una aparición especial en The Late Show con el presentador Stephen Colbert, culminando una ronda de entrevistas con la prensa para promocionar sus memorias recientemente publicadas, En la sombra.

En un momento de la conversación, Colbert pidió a Harry que hablaran sobre uno de los episodios que menciona en su libro, en el que confesó haber tenido el pene congelado durante la boda de Kate Middleton y el príncipe William. «Escribes mucho sobre tu hermano», comenzó Colbert. «Lo llamas Willy, pero hay un ‘willy’ (pene en inglés) que también te causó dolor y problemas. Te congelaste».

«Precongelación», le corrigió el príncipe Harry. «Precongelación en una parte delicada de tu anatomía», continuó Colbert. «¿Puedes explicar cómo es que el ‘estandarte real’ se congeló? ¿Por qué no cuidaste las joyas reales?… El contexto de esto es que vas al Polo Norte y las cosas se pusieron muy frías. ¿En qué momento te diste cuenta de que había una crisis en el Sur? ¿Polo?», comentó con ironía el presentador de The Late Show.

«En primer lugar, no se convirtió en un carámbano», aclaró Harry en tono de broma. «Está bien ahora, gracias. El contexto era que estos increíbles veteranos estaban caminando hacia el Polo Norte. Ellos sí habían entrenado, pero yo no. Y aparecí pensando: ¿Esto no puede ser tan malo?… Es solo el Polo Norte, solo hace 35 grados bajo cero. Tengo los petos, tengo la chaqueta, tengo ropa abrigada, todo lo que necesito. Lo que no tenía era lo que sí me hice cuando fui al Polo Sur, un protector a medida para el pene».

Ante esta respuesta inesperada, Colbert se echó a reír. «Cuando era niño, nadie en mi vida podría haberme explicado que algún día el duque de Sussex me diría las palabras ‘protector para el pene’ y todo tendría sentido», dijo el presentador. A continuación, el príncipe Harry luego explicó que su «parte delicada» necesitaba una protección similar al resto de su cuerpo. Una encantadora dama hizo un protector para mí después de que el guía del Polo Norte le dijera: ‘Necesitará protección adicional’. Porque los pantalones que llevaba puestos… eso es todo lo que tenía. Así que mis partes íntimas, mi Johnson, mi Wilson, mi todger, mi willy, todas las cosas y cualquier otra palabra…»

«La Torre de Londres», agregó Colbert descaradamente. «El Big Ben». «Eso es nuevo», respondió Harry, y continuó: «La pieza estaba contra una capa de ropa o dos capas muy delgadas de ropa… Y cuando caminas, tienes calor y tratas de no sudar, porque el sudor se congela, y una vez que está adormecido, no notas el dolor. Está simplemente dormido».

El príncipe dijo que no se dio cuenta del daño que se había hecho hasta semanas después de regresar a casa. Según Harry, «no había nada visible, nada obvio. Era una situación que se deterioraba lentamente».

En el libro, Harry escribe que se lo contó a la familia durante una celebración previa a la boda. «Mi padre mostró interés y se solidarizó conmigo cuando mencioné que se me habían quemado las orejas y las mejillas por el frío», escribe en sus memorias. «Si bien las orejas y las mejillas ya se estaban curando, mi pene no. La cosa fue de mal en peor según pasaron los días».



Vía: Harper’s BAZAAR US

Fuente: Leer Artículo Completo