El príncipe Guillermo de Cambridge y Enrique de Sussex cara a cara en el entierro del Duque de Edimburgo, ¿se reconciliarán los hijos de Diana de Gales en el entierro de su abuelo?

Felipe, el duque de Edimburgo, falleció la semana pasada causando un gran vacío en la vida de la reina Isabel II de Inglaterra. Pero lo que es una ocasión trágica para la familia real británica también puede convertirse en una oportunidad para sanar sus heridas. Nos referimos al hecho de que, por fin, los dos hermanos enfrentados, Enrique de Sussex y Guillermo de Cambridge, van a estar juntos en un acto oficial desde que se pelearon hace más de un año a causa del mal llamado Megxit. La decisión del príncipe Harry de cesar su actividad como miembro de la familia real y “huir” con su mujer a Canadá y posteriormente a Estados Unidos no sentó demasiado bien a su hermano mayor. La entrevista que concedieron los duques de Sussex a Oprah Winfrey a principios de año fue la puntilla a esa tensa relación. ¿Servirá el entierro del duque de Edimburgo para volver a unir a los dos hijos de Diana de Gales?

Los príncipes Harry y William: una discusión aplazada en el tiempo

No ha habido una gran bronca entre ellos, pero ambos reconocen el distanciamiento y la frialdad en sus relaciones. Enrique, duque de Sussex, apunta a su hermano mayor como una de las personas que hicieron poco o nada para que su mujer, Meghan Markle, se sintiera bien acogida en la familia real británica. Recordemos que en la entrevista de Oprah Winfrey, Meghan Markle desmintió una de las grandes peleas inventadas por la prensa británica acerca de su relación con la mujer del príncipe Guillermo, Kate Middleton.

Uno de los primeros episodios de la campaña de los medios sensacionalistas ingleses contra la duquesa de Sussex describía cómo Meghan Markle había hecho llorar a Kate Middleton en los preparativos de su boda. La ex actriz aclaró en la entrevista a Oprah Winfrey que en realidad, fue ella la que acabó llorando por culpa de Kate Middleton y que esta se disculpó posteriormente. Pero en esa ocasión, como en otras posteriores, los duques de Sussex se sintieron desprotegidos por la familia real británica que nunca desmintió los hechos públicamente alimentando así los bulos que se gestaban contra la pareja. Esa campaña contra ellos fue decisiva para que la pareja decidiera abandonar Reino Unido e instalarse en otro país.

Por su parte el príncipe Guillermo, duque de Cambridge considera que su hermano ha traicionado la confianza de la reina Isabel II, a la que debería estar ayudando desempeñando su función como duque de Sussex. Pero su enfado fue mayor cuando vio la entrevista de su hermano y su cuñada. “No somos una familia racista en absoluto”, declaró entonces a los medios. Los mismos medios que le preguntaron si había hablado con su hermano al respecto y contestó que no.

Hasta ahora todo el mundo esperaba lo que pasaría el próximo 1 de julio, cuando ambos hermanos se reunieran en el homenaje anual que se celebra por la muerte de su madre, Lady Di. Pero desgraciadamente ahora les ha tocado reunirse en otro homenaje, el del funeral de su abuelo el próximo 17 de abril. Será una ceremonia privada y una buena ocasión para acercar posturas.

Como cuando murió su madre ambos hermanos desfilarán tras el féretro del ser querido acompañados por su padre, el príncipe Carlos. Pero algunos detalles reflejarán gráficamente que los hermanos están más alejados que nunca. Solo la mujer del duque de Cambridge asistirá al evento de treinta personas (Meghan Markle está embarazada y ha decidido quedarse en Estados Unidos). Solo él llevará uniforme militar. El príncipe Enrique perdió el derecho a lucirlo cuando decidió irse a Estados Unidos. Esperemos que el amor que se profesan tras haber “atravesado juntos un infierno” (como Harry declaró en su polémica entrevista), les ayude a superar sus diferencias en esta ocasión.

Fuente: Leer Artículo Completo