El momento mediático de Chabelita Pantoja más complicado de gestionar a nivel emocional

Hoy, Chabelita Pantoja se desenvuelve con desparpajo en todas las situaciones mediáticas con las que tiene que lidiar, pero lo cierto es que no siempre fue así. Fue la mayoría de edad y su embarazo lo que marcaron la entrada de la hija de Isabel Pantoja en la escena nacional. Sin embargo, esa llegada fue complicada, porque recordemos que la noticia de que esperaba un bebé se sabía desde un par de meses antes de que llegara a los 18 años, y ‘Sálvame’ esperó hasta que pudo decir su nombre.

Ahora, Chabelita ha recordado para la revista ‘Lecturas’ lo tremendamente mal que lo pasó en esas semanas en las que, desde el espacio de Telecinco, se jugaba a intentar adivinar de quién se trataba, descartando cada día nombres de hijas de famosas. A medida que las opciones se reducían y que todas las quinielas la apuntaban a ella, creció la sensación de angustia en ella.

“Cuando me quedé embarazada con 17 años, en ‘Sálvame’, empezaron con la cuenta atrás de 57 días hasta que cumpliera la mayoría de edad y pudiesen decir mi nombre”, ha manifestado en la mencionada revista. “Esto ha sido lo más ‘heavy’ que me ha pasado en mi vida. A partir de ahí, dije: ‘Si me hacéis esto, tampoco voy a ser estúpida’“, confiesa que se le pasó por la cabeza, empezando a ver las cosas desde la perspectiva de poder sacar un rendimiento económico a ser hija de quien lo es.

Tuve que ir a urgencias, empecé a sangrar de los nervios”

“Iban descartando chicas en la quiniela de la hija de famosa embarazada, cada vez estaba más acorralada. Lo pasé súper mal”, prosigue antes de detallar que, esa situación de tensión, provocó que estuviera a punto de perder al niño: “Tuve que ir a urgencias, empecé a sangrar de los nervios. Tuve que estar un mes en reposo. Mi embarazo era de riesgo por el estrés”.

Chabelita, a la que siempre se ha tachado de ser excesivamente fría, recuerda el trato que recibió por parte del espacio de Telecinco como “cruel”. Un trato que llevó a cambiar su mentalidad y a decidir participar del espectáculo y del negocio.

Fuente: Leer Artículo Completo