El golpe bajo de Gema López a Antonio David Flores, donde más le duele

De nuevo, tarde de tensión entre compañeros en ‘Sálvame’. Porque, para muchos de ellos, decir las cosas a la cara está muy por encima de ir a sentarse tranquilamente y cobrar su emolumentos por tarde trabajada. En este caso, fue Gema López quien le paró los pies a Antonio David Flores con uno de esos golpes bajos que duelen hasta al que está en el sofá de su casa.

Se encontraban hablando de uno de los grandes temas del verano: la relación que Enrique Ponce mantiene con Ana Soria. Centrado, sobre todo, en cómo puede haber sido de elegante o no el diestro con la que ha sido su mujer hasta ahora, Paloma Cuevas, y esas dos niñas que tienen en común. Precisamente esto último, la opinión de Antonio sobre ello, era lo que daba pie a ese corte que no le sentó nada bien.

“¿Por qué en este conflicto tiene que meter Paloma a las hijas? No lo entiendo”, eran las palabras de Flores antes de que Gema, sin dar tiempo a que asentáramos las palabras en nuestra cabeza, le atizase: “¡Y lo dices tú!”. Cuatro palabras contundentes que, tras unos segundos para que todos cogiesen aire, tenían una continuación aún más dura y explicativa.

“Cómo eres capaz de decir que no se meta a los niños en los conflictos. Y que lo digas tú que te has tirado 20 años sacando a tus hijos en portada. ¡Yo es que me quedo loca!”, añadía sin dar crédito a lo que estaba escuchando de boca de Antonio David, máxime cuando la guerra con Rocío Carrasco y sus hijos metidos en el ajo se encuentra en uno de sus puntos álgidos.

Ojo, que López también tenía réplica para un Kiko Matamoros que decía no entender por qué Ponce tiene que esconder su relación con Soria. “Yo entiendo que Kiko defienda esta postura porque forma parte de su manera de vivir y de lo que él siempre defiende sus propias parejas. En tu caso Kiko, con hijos mayores siempre ha habido problemas… Yo entiendo que la libertad de un padre termina donde empieza a hacer daño a unas personas que son menores y no entienden las cosas como una persona adulta”, sentenciaba.

Fuente: Leer Artículo Completo