El gesto de amor de Pedro Solá, pareja de Elena Rodríguez, para salvarla de la expulsión en ‘Supervivientes 2020’

Se acercan las semanas definitivas de ‘Supervivientes 2020’ y con la recta final en el horizonte, no solo los concursantes tienen que echar el resto, sino que sus familiares y seres queridos, desde España, aprietan los dientes y, en ocasiones, hacen de tripas corazón en pro de echarles una mano. El último en hacerlo, Pedro Solá, pareja de Elena Rodríguez.

La madre de Adara Molinero se encuentra en la cuerda floja y puede estar viviendo sus últimos días como concursante en Honduras. Y si bien es cierto que su hija es la indicada para dar la cara por ella, por lo acostumbrada que está a moverse en el hábitat mediático, su pareja ha salido para respaldarla.

Me parecería muy injusto que fuese expulsada el jueves”

Pedro, que lleva saliendo con Elena desde 2016, rompía su silencio este fin de semana en ‘Viva la vida’: “Creo que como superviviente lo tiene todo, me está encantando cómo lo está haciendo y me parecería muy injusto que fuese expulsada el próximo jueves”. Con contundencia, quería devolverle ese gesto de amor de ella, que en las primeras galas lució, pintado en su frente, el apellido del hombre con el que comparte su vida.

El empresario le contaba a Emma García que tenía muy claro el mensaje que le daría si le estuviera escuchando: “Le diría que la quiero un montón, que la echo muchísimo de menos y que me encanta el tipín que se le está quedando”. Y lanzaba una segunda parte de recomendaciones que iban en la línea de lo que escuchamos a su hijo, Aitor, decirle días atrás: “Le diría que se alejara de personas tóxicas que no le aportan nada“. Una referencia más que evidente a José Antonio Avilés.

Además, explicaba que mantiene una maravillosa relación con Adara, para quien también tenía palabras de cariño en esa conexión telefónica: “Somos vecinos y hablo todos los días con ella por teléfono, siempre que me necesite estoy dispuesto a ayudarla”.

Fuente: Leer Artículo Completo