El divertido paseo de la princesa Amalia con Guillermo de Holanda en el coche que usaba la familia real en los 70

Cuando la princesa heredera Amalia de Holanda cumplió 16 años, su padre fue el inesperado fotógrafo oficial encargado de inmortalizar el momento, pero desde los 15 ya había sustituido a su madre, Máxima Zorreguieta, acompañando ella en su lugar a Guillermo de Holanda a contados eventos tales como encuentros deportivos. Una serie de gestos que nos han confirmado siempre la buenísima relación padre e hija de la que la heredera y el soberano pueden presumir. Y este Día del Rey lo han vuelto a hacer.

El día del cumpleaños del rey Guillermo de Holanda es una fecha señalada de festividades por todo el país. Normalmente, el monarca, Máxima y sus tres hijas comparten un posado oficial, que estos dos últimos años ha estado marcado por la pandemia. Sin embargo y a diferencia de la reclusión en palacio del año pasado, en esta ocasión la familia al completo se ha desplazado hasta la ciudad de Eindhoven, y padre y primogénita han querido desmarcarse del resto del grupo, protagonizando un acto juntos.

En el Koningsdag de este 27 de abril hemos podido ver a Amalia de Holanda y a Guillermo protagonizando un recorrido a bordo de un coche DAF antiguo, originarios del país, conducido por el rey, mientras ambos saludaban a las cámaras. El modelo concreto era el DAF AA 98, diseñado por el experto en automóviles Giovanni Michelotti en 1966 y con el que la firma obsequió a la familia real holandesa. Se trata de un modelo descapotable que actualmente forma parte de la exposición del museo de la ciudad con asientos de mimbre, sin puertas y un pequeño toldo para proteger a las personas de la parte trasera. Diseñado como vehículo para ir a la playa, la familia lo utilizó desde los años setenta para moverse por el pueblo costero de la Toscana italiana en el que la madre de la reina Beatriz, Juliana, tenía una propiedad, Porto Ercole. La casa que aún conserva la familia se conoce por el nombre de El elefante feliz y desde allí siempre han surcado el mediterráneo a bordo del velero El Dragón Verde.

La joven princesa ha rememorado el pasado de su familia, ataviada con un conjunto firmado por la enseña de cabecera de su madre, Natan. Y ha seguido sus pasos en cuanto a colorido con unos pantalones verde esmeralda de pata de elefante, combinados con una blusa azul bebé y un abrigo largo a juego. Todo junto con unas sandalias de color nude ha resultado ser el estilismo adecuado para un paseo en el pequeño descapotable, al que no parece resultar muy cómo subirse.

La elección de la ciudad no ha sido casual: que sea la sede del Día del Rey 2021 significa todo un impulso a la tecnología y la innovación, que es la actividad neurálgica de la misma desde 1891, cuando el ingeniero Gerard Philips decidió montar una fábrica en la zona. Desde entonces, se han instalado más de 200 empresas tecnológicas. Amalia y Guillermo se han subido al antiguo vehículo para rendir homenaje a las innovaciones tecnológicas pasadas, presentes y futuras. La familia al completo ha pasado el día en el Campus de Alta Tecnología de Eindhoven, donde también han participado en un programa especial televisado con el pretexto de conocer mejor a la familia.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo