El descuido de Adara Molinero en la cama por el que siente vergüenza

No, a Adara Molinero no le da vergüenza que fuera de la casa de ‘GH VIP 7’ se pueda haber visto un tonteo más que excesivo con Gianmarco Onestini. Tampoco que haya usado el ‘reality’ para sacar intimidades de quien ya parece su expareja. Como tampoco haber roto con el padre de su hijo ante una audiencia millonaria. Ni siquiera, lo que se pueda pensar que pasó debajo de las sábanas junto al italiano.

A la exazafata solo le atormenta un pensamiento en estos momentos: el hecho de que se le haya podido ver más carne de la deseada como consecuencia de que duerme sin pantalón del pijama y que, por la noche, tuvo calor hasta el punto de tener que retirar la ropa de cama de encima de su cuerpo.

Vamos, que llevaba unas bragas que no tapaban del todo su culo y este quedó al aire y a la vista de las cámaras mientras dormía. Y eso, es lo que más vergüenza le da de todo lo que ha podido sucederle en estos dos meses convulsos dentro de la casa de Guadalix de la Sierra. Al menos, así se lo contaba a quien, contra todo pronóstico, se ha convertido en su mayor y mejor confidente en el ‘reality’: el Maestro Joao.

Anoche me desperté y tenía todo el culo fuera… Menos mal que llevaba braguitas”, comenzaba su relato antes de añadir que le daba “mucha vergüenza”, algo que ya les habíamos avanzado en párrafos anteriores.

Lejos de tranquilizarla, el vidente hurgaba en la herida: “Te ha visto toda España, que lo sepas“. Ella, trataba de consolarse o de buscar un clavo ardiente de esperanza al que agarrarse con las dos manos: “A lo mejor la cámara estaba enfocando a la otra habitación…“. Sentimos decir que no lo creemos, porque las cámaras de ‘GH VIP 7’ siempre se las arreglan para estar en el lugar donde hay algo que rascar.

Ante tan enorme desgracia, al Maestro Joao solo se le ocurrió darle un consejo práctico a su amiga: que a partir de ahora use bragas más grandes para evitar estos descuidos y que toda España pueda ver más pedazo de carne del que ella desearía.

Fuente: Leer Artículo Completo