El cumpleaños más incierto de Letizia: estos son los cuatro retos a los que se enfrenta la Reina el día que cumple 48 años

Ninguna familia española va a olvidar este año, pero mucho menos la familia real española, enfrentada a la que es su primera gran crisis en el siglo XXI. La cuestión temporal importa: aunque la diplomacia de palacio se mueva como lo han hecho siempre, el contexto no puede ser más distinto al que vivió el Rey emérito, uno de los protagonistas de este momento de incertidumbre para la Corona.

La ruptura institucional de Felipe VI con su padre, el rey Juan Carlos, una distancia que ha ocasionado una crisis de legitimidad que aún está por resolverse. El papel en todo esto de Letizia ha sido y es central: fue radical al trazar un cortafuegos para proteger a la familia real desde el juicio a Iñaki Urdangarín en 2014. En este momento delicado, un paso en falso del Rey o de ella misma puede ser fatal.

El futuro de sus hijas

Este es, probablemente, el reto más importante al que se enfrenta Letizia en su papel de madre de la futura monarca: lograr que sus dos hijas no distraigan de ninguna manera la estrategia de supervivencia de la monarquía. En otras palabras: controlar que la adolescencia no se les vaya de las manos. Aunque ambas son muy buenas estudiantes, será difícil que su normal desarrollo, sus primeras salidas, sus relaciones y hasta sus estilismos no hagan correr ríos de tinta y desaten críticas y alabanzas en el terreno digital. La vigilancia sobre la vida privada de Leonor y Sofía va a ser más que intensa y Letizia tendrá que tomar decisiones. ¿Enviarlas, quizá antes de que empiecen en la universidad, al extranjero?

Crisis del coronavirus

Uno de los momentos más celebrados del pasado confinamiento fue la aparición de Letizia como voluntaria de Cruz Roja, un paso adelante en la comunicación de la Casa Real que conectaba con lo que estaban haciendo otras monarquías europeas: ponerse, de verdad, a pie de calle. El momento era extraordinario y se comprobó que la ciudadanía aprecia las muestras de solidaridad y compasión que vienen de los Reyes, unos gestos que en políticos han perdido gran parte de la credibilidad.

El reto ahora que el coronavirus sigue llevándose vidas pasa por continuar en contacto con lo que ocurre en calles, casas y hospitales, con la dificultad añadida de la lucha política que la gestión de la pandemia conlleva. Letizia es la única que puede moverse con éxito en esta complicadísima coyuntura: solo ha de imaginar la reina que pudo ser Lady Diana.

View this post on Instagram

‼️Hoy comentamos uno de los looks que más me ha gustado. 👗 Se trata de una pieza de la firma @lolali_madrid que la Reina estrenó en septiembre del 2019 en el Teatro Real . Primera vez que apostaba por la firma y con un vestido exclusivo, ya que aunque esta pieza si se encontraba en la colección habitual, no lo hacía en color blanco. Color realizado en exclusiva para ella y que después del éxito del modelo reeditaron en azul noche y rosa oscuro tal y como afirma Amparo Utrilla cofundadora de la firma en una entrevista para @vanitatis . En esta ocasión lo combinó con espectaculares pendientes de @degrisogono realizados en diamantes negros 👜 bolso @emporioarmani 👠 salones @manoloblahnik . . . . . . 📸 @gtresnews . . . #reina #reinaletizia #españa #spain #queen #queenletizia #letizia #letiziaortiz #españa #spain #lolali #armani #grisogono #monarquia #casareal

A post shared by Looks de la Reina Letizia 👑 (@letizia_de_princesa_a_reina) on

Cambio de paradigma

El contexto, está claro, lo es todo. Y lo que está sucediendo ahora mismo en la comunicación de las figuras públicas va a repercutir en el papel que Letizia puede jugar en un futuro. Estamos viendo cómo la Reina y otras figuras relevantes de la vida pública están dejando de estrenar ropa en cada acto y optan por reutilizar, reciclar y adaptar. Se trata de mostrar sobriedad y huir de la ostentación en un momento económica y socialmente complicado, una restricción que desplaza la atención de la ropa a las personas. ¿Qué papel público puede jugar una reina consorte, una princesa, una famosa, si la ropa ya no habla por ellas? ¿Qué vamos a contar, cada vez que repita traje, de la Reina?

Fuente: Leer Artículo Completo