El biógrafo de su suegro, último enemigo público de Meghan Markle

Ni poner un océano de por medio le ha servido a Meghan Markle para que se deje de cargar contra ella en Inglaterra. Por si no tuvieran suficiente ella y su marido con el hecho de que la reina Isabel haya empezado los trámites para prohibirles usar la marca Sussex Royal (algo a lo que han contestado con un comunicado), le ha salido un nuevo enemigo público.

Se trata de Tom Bower, biógrafo del príncipe Carlos. O lo que es lo mismo, biógrafo de su suegro. Este ha concedido una entrevista al programa ‘Good Morning Britain’ donde no ha tenido reparos enexpresarse en términos duros y críticos con ella. Algo a lo que debe estar acostumbrada, pero que le ha causado problemas de ansiedad. Hasta el punto de que los medios y las intervenciones de personas del entorno en los mismos, han sido uno de los motivos principales de la huida del matrimonio a Canadá.

“Egoísta” y “rencorosa” son solo dos de los calificativos que dedica a Meghan, a quien acusa, sin cortarse, de querer ganar dinero a costa de la corona británica y de estar detrás de los comunicados que están emitiendo ella y el príncipe Harry. Asegura que las palabras vertidas en los mismos tan solo tienen el objetivo de hacer daño a la reina. “La declaración estaba escrita por Meghan con furia rencorosa hacia la reina y puede destruir a la soberana de este país”, sostiene, asegurando que siempre se sale con la suya.

Está tratando de ser Diana”

“El problema es que ella está tratando de ser Diana, está tratando de adoptar ese papel. No merece privacidad, está en el ojo público 24/7 y tiene que tener un tipo de comportamiento”, continúa en un discurso en el que tampoco se libra Harry, de quien dice: “Es un tipo decente, pero fácilmente influenciable. Y se ha casado con una mujer que es decidida y muy ambiciosa”.

Veremos si los límites de sus demandas llegan hasta Bower, porque Harry y Meghan, que ya han sufrido su primera derrota en los tribunales, han dejado claro que no piensan dejar pasar ni una. A nadie.

Fuente: Leer Artículo Completo