El affaire de la princesa Margarita cambió la forma de tratar a la familia real, según afirma un historiador

Hoy en día, la Familia Real es escrutada al detalle: cada atuendo, romance y comentario. [Meghan Markle ha demandado a un tabloide británico por invadir su privacidad](https://www.revistavanityfair.es/realeza/articulos/meghan-asegura-que-se-sintio-desprotegida-por-la-familia-real-cuando-estaba-embarazada/45748) al publicar las cartas que le envió a su padre. Diana, la princesa de Gales, fue perseguida por los paparazzi durante toda su vida. Sin embargo, no siempre fue así. A principios del siglo XX había más deferencia hacia los Windsor. Algunos escándalos ni siquiera se imprimían en los periódicos por temor a molestar a la monarquía.

Si bien la nueva actitud hacia la cobertura de la vida de la familia real como si fueran celebridades proviene inevitablemente del auge de los medios sensacionalistas en la década de 1960 y el auge de los paparazzi, sin mencionar el rápido ciclo de noticias online y las redes sociales actual, una nueva serie documental que se transmite actualmente en el canal Smithsonian de la televisión britáica señala a la princesa Margarita como el gran objetivo original de la prensa tras su aventura con Roddy Llewellyn, un jardinero paisajista 18 años menor que ella.

En Private Lives of the Windsor, el historiador Dominic Sandbrook afirma: "Ese fue el momento en que se tiró la primera piedra. El tratamiento de la Familia Real cambió, y Margaret es la primera a la que realmente quisieron dar una buena patada".

Sandbrook también señala la llegada del magnate de los periódicos australianos Rupert Murdoch a la escena sensacionalista británica en la década de 1960 como extremadamente importante, después de que se hiciera cargo de las cabeceras The News of the World y The Sun.

"Él es australiano, no es deferente, es populista, no cree en el respeto a la familia real. No cree que haya que respetar a nadie por defecto”, explica Sandbrook. "Y su actitud resonó entonces con el estado de ánimo público".

Margaret y Roddy se conocieron en 1973. Su matrimonio con Lord Snowdon había terminado. La pareja salió durante 8 años, a menudo de vacaciones en su casa en Mustique, donde pensaron que podían escapar de la prensa. Lamentablemente, los paparazzi con cámaras de largo alcance lograron fotografiar a la pareja, y fue noticia en todo el mundo. Se separaron en 1981, pero siguieron siendo amigos.

A pesar del escándalo inicial que rodeó a la pareja, la reina le confió a Lady Anne en el funeral de su hermana que ella aprobó la relación. "Me gustaría decir, Anne, que fue bastante difícil por momentos, pero te agradezco mucho por haberle presentado a la princesa Margaret a Roddy porque la hizo muy feliz".

Artículo publicado originalmente en Tatler y traducido. Acceda al original aquí.

Fuente: Leer Artículo Completo