El acuerdo que Kobe Bryant tenía con su mujer sobre el uso del helicoptero

Aún conmocionados por la pérdida de una de las grandes leyendas del mundo del baloncesto, las especulaciones al margen de la investigación oficial son inevitables. Como también que salgan a la luz y se recuerden aspectos de la vida privada de un Kobe Bryant que se ha ido de manera prematura, pero no tanto como su hija, Gianna, de tan solo 13 años y que seguía sus pasos en el mundo del basket.

Precisamente relacionado con ella está ese acuerdo al que la mujer del fallecido, Vanessa, había llegado sobre el uso del helicóptero. A Kobe le gustaba mucho utilizar este medio de transporte, algo que ella no compartía. Así que, le había hecho prometer que la niña no viajaría junto a él. Lo inclumplió. Y, ahora, la tragedia para Vanessa, que no para de recibir el calor de la gente, es doble.

Por el momento, hay pocos datos e inexactos. Algunas fuentes aseguran que la niebla y la poca visibilidad podrían haber sido un factor determinante. Pero, también, que la aeronave volase bajo, tal y como se ha revelado que se le indicó al piloto, Ara Zobayan (Bryant no volaba con otro que no fuera él) desde la torre de control ante la imposibilidad de seguirle por el espacio aéreo. En un audio se puede escuchar cómo tratan de comunicarse con él y solo obtienen el silencio como respuesta.

Bryant no solo deja una mujer viuda, sino que también huérfanas a tres niñas, Bianca, Natalia y Capri. Una familia destrozada, como las otras cuatro que han perdido miembros en este fatal accidente que queda por determinar si pudo ser evitado.

También se ha sabido que Kobe y su hija acudieron a misa, a las 7 de la mañana, en la catedral de Nuestra Señora Reina de Los Ángeles, en Newport. Tras eso, el piloto debía llevarles a la Academia Mamba, donde la pequeña iba a participar en un evento deportivo. Jamás llegaron.

Todo el mundo se lamenta ahora de su muerte. No solo quienes le conocieron como deportista. También hay quien pone en valor su lado humano, como Julie Hermes, representantes esa catedral en la que fue visto por última vez: “Era muy discreto. Venía y se quedaba con su familia en la parte de atrás de la Iglesia, además de irse un poco antes de que terminara la ceremonia religiosa. Le querían mucho, era muy devoto y dedicado a su familia”.

Fuente: Leer Artículo Completo