Cristo Vivancos, ex de Miriam Sánchez responde a las acusaciones y dice que nunca la juzgó por su físico

El pasado sábado se producía un momento que los espectadores llevábamos esperando todo el verano. Miriam Sánchez, alejada de la televisión desde hace cuatro años y cuya vida ha pasado por un infierno y ha cambiado de manera radical, se sentaba en el ‘Deluxe’. Lo hacía, precisamente, para relatar todos los detalles de ese calvario que ha sufrido y del que se está recuperando, principalmente, a su familia y a su actual pareja, con quien lleva algo más de un año.

Miriam, a la que siempre habíamos visto como una mujer de dimensiones perfectas para los exigentes cánones de belleza televisivos de la época, explicaba cómo su constitución siempre había sido curvilínea, pero que hacía verdaderas barbaridades -hasta ayunos de tres días-, por tener ese cuerpo ideal. Añadía que alguna pareja había llegado a recriminarle que estaba “gordita” cuando cogía algún kilo, forzándola, por esa presión, a realizar esas dietas.

Le costaba, pero a regañadientes daba el nombre de Cristo, el miembro de los Vivancos con el que mantuvo una larga relación sentimental y que, a su entender, le hizo daño “sin querer”. Ahora es él quien ha querido defenderse, dando su versión de los hechos. Lo ha hecho mediante un contundente comunicado para evitar que su imagen quede dañada.

“Yo, Cristo Vivancos, tras la afirmaciones realizadas por mi expareja Miriam Sánchez durante su entrevista en ‘Sálvame Deluxe’ el 07/09/2019 me gustaría ofrecer una breve aclaración. En los cinco años que pasamos juntos, jamás juzgué a Miriam por su aspecto físico“, comienzan esas líneas de defensa.

Nunca me fijé en su talla o peso, y jamás quise cambiarla”

“Nunca impuse a Miriam ningún tipo de dieta y desde luego nunca la obligué a hacer ningún tipo de ayuno. Yo me enamoré de Miriam por quien era como persona. Nunca me fijé en su talla o peso, y jamás quise cambiarla”, explica antes de poner en relieve cómo tanto él como el resto de sus compañeros de baile tienen un enorme respeto por los derechos de la mujer.

“Me gustaría dirigirme a Miriam directamente para decirle, tras oír sus declaraciones, que me apenan las dificultades por las que ha pasado. Siento mucho todo ello y e alegra ver que se encuentra mejor y que está en proceso de recuperación. Mi mensaje a ella, de corazón, es que le deseo lo mejor siempre, y espero que la vida le sonría, pues a pesar de que nuestra relación no pudo ser, la sigo apreciando”, concluye el bailarín.

La respuesta de la exactriz porno no tardaba en llegar. Lo hacía mediante un tuit de lo más contundente: “¡Sí, me hacías dieta y ayuno! Sí, me debéis 50.000 euros en promociones, tivoli, cuñas… programasde Telecinco. Salid de puntillas, rachimuris. Cristo Vivancos”. Un comentario que ya no se encuentra en su tablón, pero sí una indirecta más que clara a quien fuera su pareja.

Fuente: Leer Artículo Completo