Carlota Corredera y Antonio Montero protagonizan un tenso encuentro

  • Carlota Corredera destroza al tío de Rocío Carrasco en ‘Sálvame’

    La tarde del lunes ha sido muy tensa en ‘Sálvame’. Casi todos los colaboradores han terminado enfrentados los unos a los otros, y todo por el tema de actualidad: la serie de Rocío Carrasco. Muchos han sido los conflictos en el programa, pero sin duda hay que destacar un momento de tensión entre Carlota Corredera y Antonio Montero. La presentadora tras escuchar de nuevo al colaborador que “Rocío era mala madre”, ha decidido ir a dirección para tomar represalias e insistía en que si Antonio no abandonaba el plató, lo haría ella.

    Todo empezaba porque Belén Esteban contaba su experiencia con el padre de su hija. Siempre sosteniendo que su caso no es comparable al de Rocío y Antonio David. Ahíha sido cuando el colaborador ha opinado que “Jesulín, con su hija, es un mal padre”. Pero aquí no terminaba la cosa, porque siguió apostillando: “Para mí, Rocío con su hija es una mala madre”. “¿Estamos aún en eso, Montero? Hombre, por favor”, comentaba Laura Fa, mientras Carlota se ponía la mascarilla y abandonaba el plató.

    “No puedo continuar trabajando con Antonio Montero. Si Antonio Montero se queda en el plató, yo me voy”, ha dicho la presentadora dirigiéndose a Alberto, el director del programa. “No voy a permitir que, después de todo lo que hemos contado, este señor se tome el lujo de llamar mala madre a Rocío Carrasco delante de mí. No lo voy a permitir. Si él se queda en plató, yo me voy”, ha sentenciado la gallega.

    Por su parte, Antonio Montero decidía irse del programa: “No, me voy yo”, mientras que Carlota volvía a los mandos del programa: “Pues te lo agradezco”. “Se acabó. Esto no es un juego, ¿eh?”.

    También Carlota “la ha tenido” con Kiko Matamoros. Aún no se había sentado a hablar sobre la confesión que hizo el colaborador de no ver la serie y hoy se sentaban cara a cara. “Que no hayas tenido la curiosidad, las ganas de aprender, de superar nuestras propias ignorancias de superar nuestras propias ignorancias con la violencia de género y sobre todo, que tú has sido una persona que has sido una mala madre y una mala persona… Yo de alguien que he dicho algo así, por lo menos tendría la curiosidad de saber cuál es su verdad”, le decía la presentadora.

    Kiko ha intentado defenderse y seguía con su alegato: “Yo le pido perdón a Rocío Carrasco ahora mismo si alguien entiende que yo, de manera torpe, he tenido opinión de lo que veía. He cuestionado hasta que punto era necesario ahondar en los temas relacionados con su hija”, y asegura que “no se arrepiente” de no haber visto la serie, ya que la iba a hacer mucho daño.

    Fuente: Leer Artículo Completo