Blas Cantó, antepenúltimo en Eurovisión 2021

Por fin llegó el gran día que tanto estaban esperando Blas Cantó y los eurofans. Tras el parón obligado por la pandemia de Covid, que le llevó a tener que descartar la canción que pretendía defender en ‘Eurovisión 2020’, el cantante se ha subido al escenario del Ahoy Arena de Róterdam para representar a España en la edición del famoso festival de la canción con la intimista balada ‘Voy a quedarme’, un tema escrito por Steve Daly, Oliver Som y Leroy Sánchez y el propio Cantó durante la pandemia y que está dedicado a la abuela recientemente fallecida del exintegrante de la boyband Auryn. Con esta canción, el representante español aseguró querer transmitir “esperanza”. “No es una canción triste ni mucho menos. Es una canción que me ha permitido salir adelante en el peor momento de mi vida y me siento de alguna manera comprometido”, afirmó.

Por sorteo, Blas Cantó actuó en la posición número 13, después de que desfilaran algunas de las grandes favoritas. Su actuación fue, tal y como había prometido la delegación española, de corte intimista, marcada en su parte final por la aparición de una gigantesca luna de seis metros de diámetro, el objeto más grande que se ha visto nunca sobre el escenario de Eurovisión. Pese a los comprensibles nervios de las primeras notas, Blas Cantó fue poco a poco tranquilizándose hasta demostrar todo su poderío vocal, con una interpretación marcada por la potencia y las lágrimas contenidas.

Tras desfilar por el escenario todos los participantes, con canciones que tiraron más por un estilo pop y comercial, en el intermedio se pudo ver una nostálgica actuación con ganadores de otras ediciones. La holandesa Lenny Kuhr, la banda holandesa Teach-In, la belga Sandra Kim, la griega Helena Paparizou, la banda finlandesa Lordi y el sueco Måns Zelmerlöw unieron sus fuerzas para cantar ‘Rock on the Roof’.

Fuente: Leer Artículo Completo