Aurah Ruiz revela la última operación de Nyan: “Mi vida y la de mi hijo han cambiado totalmente”

  • Aurah Ruiz no puede ser más feliz tras la última operación de su hijo
  • El pequeño Nyan tenía que ser alimentado por una sonda gástrica, y ahora eso se acabó
  • Así ha sido la reconciliación de Aurah con Jesé, el padre de su hijo

    Tres años y medio. Esa es la edad que tiene el hijo de Aurah Ruiz y el futbolista Jesé Rodríguez. A Nyan le hemos visto nacer y crecer, con todos sus problemas de salud, pero ahora, después de tanto tiempo, por fin parece que ve la luz al final del túnel hacia una vida un poco más normal, y es que el pequeño, según ha contado su madre en su canal de MTMad, ha sido operado del estómago. Su enfermedad, que le provocaba una fuertes hipoglucemias, le llevó a tener que ser alimentado casi desde su nacimiento a través de una sonda gástrica, y ahora eso ha llegado a su fin: Nyan podrá comer como el resto de los niños de su edad: “Mi vida y la de mi hijo han cambiado totalmente”, ha dicho la ex gran hermana.

    “Estaba súper feliz, pero también tenía muchos nervios y mucho, mucho miedo” , ha empezado Aurah, que ha querido profundizar en el tema que le complicaba la enfermedad a su hijo: “Era un bebé que no quería comer, y además tampoco podía, porque todo lo que comía lo vomitaba, así que tampoco le podías obligar. Por eso se le hizo esta cirugía: una sonda gástrica directamente conectada con la bolsa estomacal para darle de comer“.

    Tras más de 3 años de lucha, Nyan empezó a comer por la boca en el confinamiento: “Le decíamos ‘Nyan, tienes que comer’, y gracias a mis padres, a mí y toda la gente que ha estado conmigo, ha comido… pero nunca había comido por la boca, y no sabía gestionarlo. Lo que para nosotros es tan normal, para él era un mundo, porque no sabe masticar la comida, pero poco a poco va aprendiendo“, ha contado muy emocionada y con las lágrimas brotando de sus ojos: “Han sido tres años dándole de comer por ese botón en la barriga, y ahora ya no lo tiene… va saliendo adelante, y para mí es súper emocionante, y lloro por eso“.

    Aún así, la enfermedad de Nyan no ha desaparecido, pero este es un gran paso, porque Aurah ya no tiene que introducirle la comida por el estómago, sino que el pequeño está aprendiendo a comer sólo: Estamos súper contentos. Ahora podrá jugar sólo, subirse a los columpios del parque, tener más autonomía cuando esté jugando con otros niños…, ha contado la ex gran hermana.

    Un camino difícil

    Como es lógico, tener un hijo con tantos problemas como el de Aurah no es nada fácil, y ha pasado muchas noches en vela controlando los niveles de glucosa del pequeño cada pocas horas, dándole de comer cada poco tiempo por la sonda y hasta reintroduciéndola, como si fuera cirujana, en la tripa de su bebé cuando se le ha salido: “Me ponía súper nerviosa, porque se le salían los líquido, pero aprendí a hacerlo. Me enseñaron cómo hacerlo, a esterilizarlo todo, tenía un kit… y parece fácil al contarlo, pero han sido tres años difíciles“, ha revelado.

    Fuente: Leer Artículo Completo