Así va a explicarse la usencia de Samantha Jones en los nuevos capítulos de ‘Sexo en Nueva York’

Ahora que el regreso de Sexo en Nueva York ya es una realidad, los fans de la serie pueden centrarse en otras labores que no sean pedir una y otra vez su vuelta. Por ejemplo, inventarse teorías sobre cómo HBO Max va a justificar la ausencia de Samantha Jones, uno de los personajes más carismáticos que por desgracia no aparecerá en los nuevos capítulos porque la actriz que lo interpretaba, Kim Cattrall, no estaba por la labor de repetir la experiencia de rodar con unas compañeras que nunca consideró sus amigas.

Especialmente con Sarah Jessica Parker, con la que mantiene desde hace años un mediático enfrentamiento que nada ni nadie ha logrado apaciguar. Así que viendo que era imposible que Cattrall cambiase de opinión, al final se tomó la decisión de seguir adelante sin ella dejando a los guionistas el marrón de tener que inventar una excusa que no enfade a los fans para explicar la falta de Samantha.

Por supuesto, son ya muchas las sugerencias que los seguidores de la serie han lanzado para ahorrarles el trabajo. Y todas, por supuesto, bastante polémicas: que si lo mejor es que la mataran, que por qué no ofrecerle el papel a otra actriz parecida, que para qué complicarse si bastaba con hacer como si ese personaje no hubiese existido nunca…

Ideas a cada cual más loca que no alcanzan ningún consenso y que, para evitar decepciones cuando se estrene, el jefe de contenido de HBO Max, Casey Bloys, ha querido descartar de un plumazo revelando por fin cómo afrontarán la falta de Samantha en los nuevos capítulos de la serie.

“Como ocurre en la vida real, hay gente que lo mismo que llega a tu vida, se va”, le ha contado a TV Line. “Pero cuando las amistades se desvanecen, comienzan también otras nuevas. Creo que todo va a ser muy indicativo de las etapas reales de la vida” explica este ejecutivo de la cadena, que adelanta también que estos nuevos episodios se centrarán en lo que sucede cuando te haces mayor.

“La idea no es hacer que estos personajes se pongan a revivir sus 30. Esta va a ser una historia sobre mujeres en sus 50 que están lidiando con cosas con las que la gente se enfrenta a esa edad. Vamos a contar con total honestidad lo que supone ser una mujer de 50 años viviendo en la Nueva York de hoy. Todo va a fluir de manera orgánica, y eso incluye aceptar que lo más probable es que los amigos que tenías en tu treintena no los vas a tener a tu lado cuando cumples 50”, concluye.

Vamos, que como en la vida real, la única explicación que van a dar es que Samantha y las demás ya no forman parte de la misma pandilla. Para qué enredarse más.

SUSCRÍBETE AQUÍ a nuestra newsletter para recibir todas las novedades de VANITY FAIR

Fuente: Leer Artículo Completo