Así es como Kris Jenner quería que se llamasen Kris y Kylie

Una de las decisiones más difíciles para un padre es decidir el nombre que le pondrá a su hijo. Hay millones de opciones pero a la hora de la verdad, pocas nos convencen. O puede ocurrir justo lo contrario, que nos gusten varios nombres y que no seamos capaces de decidirnos por uno.

Además, siempre tenemos en cuenta muchos factores: que sea un nombre fácil de pronunciar, que tenga un diminutivo bonito (o que no sea demasiado largo) y, por qué no, también que no pueda generar mofas entre sus compañeros de colegio.

Esas son las preocupaciones habituales; pero entre Kris Jenner y sus parejas, las motivaciones fueron otras. Las tres hijas que la matriarca de las Kardashian tuvo con su primer marido, Robert Kardashian, tienen nombres que comienzan con K: Kourtney, Kim y Khloé. Y su hijo Rob se llama igual que su padre.

Pero es que años después, cuando Kris se casó con Caitlyn Jenner, también recurrió a esa inicial: Kendall y Kylie. Por eso, ahora, los medios de todo el mundo se refieren habitualmente al clan familiar como ‘klan’.

Aunque nada es como parece y, según hemos sabido, todo esto podría haber sido distinto. “¿Sabías que tu nombre iba a ser Juliet?”, le cuenta Kim a Kendall durante el último episodio de Keeping Up with the Kardashians. “Juliet Jenner”, insiste su hermana mayor, como si le pareciese algo increíble.

“Pensaba que iba a ser Cameron”, le contesta su hermana, ojiplática. “No, [a Kris] le gustaba mucho la J. [Ella] pensaba, ‘Vale, antes usé la K, ahora voy a usar la J’. Y en el último minuto, dijo ‘Me quedo con la K’”, explicó Kim.

Y así fue: Kendall fue Kendall. Pero el nombre de Kylie también peligró. “Seguíamos diciendo, ‘Kendall y Sophia,’ o ‘Kendall y Jane’. Sabes, intentábamos pensar en qué nombre quedaba mejor con Kendall”, añadió Kris. “Era ‘Kendall y Kelly,’ y después decidimos que sería ‘Kendall y Kylie’. Pensamos que era perfecto. Kendall y Kylie tenían que ir juntas”, zanjó la matriarca.

Fuente: Leer Artículo Completo