Ana Obreg\u00f3n y Alessandro Lequio reciben los abrazos que m\u00e1s necesitaban

Mes y medio después del fallecimiento de Aless Lequio tras más de dos años luchando contra el cáncer, Ana Obregón y Alesandro Lequio por fin han podido recibir de primera mano los gestos de cariño y apoyo que tanto necesitaban. El 30 de junio se celebraba el funeral en memoria del joven, la oportunidad perfecta para que los padres de Aless pudieran sentir el calor de su familia y su círculo más cercano y reconfortarse con algunos delos abrazos que, hasta ahora, el covid les había negado.

La serenidad de Ana

Una vez finalizado el funeral, la actriz se quitó la mascarilla para entrar al coche que la devolvería a su hogar y así pudimos ver por fin la expresión de su rostro. Ana Obregón, que llevaba un vestido muy especial, dedicó una mirada llena de sentimiento pero también de serenidad después de haber recibido tanto cariño.

Raúl Castillo, gran apoyo

A la salida de la parroquia, la madre de Aless conversó con su amigo íntimo Raúl Castillo, ‘Ra’ como ellalo llama, quien llevaba la misma mascarilla de Ana.

El abrazo que necesitaba

Ana y Rául se fundieron en un sentido abrazo. Tras veinte años de amistad, le empresario es uno de los pilares en los que siempre se ha apoyado la artista.

Ana y Lequio unidos con Carolina Monje

Carolina Monje, la novia de Aless está muy unida a los que eran sus suegros. Carolina se abrazó a Alessandro ante la atenta mirada de Ana y de María Palacios. La mujer del italiano no ha dejado de dar todo su apoyo y cariño tanto a su marido como a Ana.

Carolina, el sustento de Ana

La joven Carolina Monje camina junto a la que fuera su suegra mientras la sostiene por el brazo agarrando con cariño su mano. La actriz abandonaba la parroquia con un pequeño ramillete de flores.

El cariño de Paloma Lago

La modelo y presentadora, que estuvo casada con Javier, el hermano de Ana Obregón, sigue teniendo una gran relación con la familia. Así quedó demostrado en el fuerte abrazo con el que quiso reconfortar a Alessandro.

El gesto más especial para Ana

Una gran fotografía de Aless Lequio posando con su perra Luna, que falleció poco después que su dueño, presidió la misa en homenaje al joven. Uno de sus amigos, que podría ser Liam a quien conoció durante su estancia universitaria en Estados Unidos, fue el encargado de llevarse el cuadro de la parroquia.

El amor incondicional de su sobrina Carolina

Las sobrinas de Ana Obregón eran además muy amigas de Aless Lequio. A la salida del funeral, la actriz pudo charlar con la joven Carolina Aresu hija de su hermana Amalia con quien se fundió luego en un emotivo abrazo.

Fuente: Leer Artículo Completo