Adara Molinero justifica su acercamiento a Gianmarco Onestini

No hay nadie que viera la gala del pasado jueves de ‘GH VIP 7’ y que no se emocionara con esa lágrima resbalando por la cara de Hugo Martín, el marido de Adara Molinero, al ver el acercamiento de esta con su compañeroGianmarco Onestini. Él sabía lo que estaba pasando, porque confesaba que, cuando ella se marchó al ‘reality’, su relación no atravesaba su mejor momento.

Ahora ella, que ha reconocido estar ‘pillada’ por él, también se ha sincerado en este sentido para justificar que, a pesar de tener un bebé y de lo que se pueda estar viendo desde fuera, no puede reprimirse ni resistirse a la mirada del italiano.

Lo ha hecho confesándose con su mayor apoyo dentro de la casa: el Maestro Joao (¿quién lo iba a decir cuando llegaron a Guadalix de la Sierra?). A pesar de que defiende que lo suyo con Gianmarco es una “amistad limpia”, le daba la razón a Joao cuando este decía que, en la última conexión, había visto a Hugo “como un témpano de hielo… Y tú también lo viste así, con falta de pasión y chispa”. Ella le daba la razón: “Exacto, exacto. Menos mal, me siento liberada”.

Adara se desahogaba con el vidente, revelando que con su marido ya no es feliz ni puede reñir o expresarse de una manera normal. Algo que ha recuperado al lado de Gianmarco, junto al que se ha visto que saltan chispas cada vez que se miran o se acercan. Joao remataba la conversación: “Piensa en Martín, tu bebé, no se necesita destrozar a nadie… Cuando dos son amigos son amigos, pero cuando hay mirada hay miradas…“.

Desde plató, la madre de Adara (hay que recordar que Hugo ha tomado la decisión de salir de este juego), sentenciaba: “Han tenido sus baches, como cualquier pareja, pues han puesto en marcha proyectos complicados… Pero nunca he visto nada muy gordo como para que esto se rompa“.

Fuente: Leer Artículo Completo